Archivo de la categoría: Traumatología

Cervico-dorsalgia y lumbalgia crónica inespecífica: Eficacia de la acupuntura vs la punción seca (Christian A. Alvarado Rosas)

CHRISTIAN ARTURO ALVARADO ROSAS

 

Trabajo fin de Máster  de Acupuntura y Moxibustion

Estudio controlado, aleatorizado, doble ciego

Universidad Complutense de Madrid 2011-2013


ÍNDICE

– Introducción.

– Lumbalgia crónica inespecífica.

– Cervicalgia inespecífica.

– Fibromialgia.

– Síndrome Miofascial

– Trigger points, Tender points y puntos de Acupuntura.

– Sistema Miofascial.

– Punción seca.

– Medicina Tradicional China.

– Objetivos.

– Materiales y método.

– Criterios de inclusión.

– Criterios de exclusión.

– Resultados.

– Conclusiones

– Discusión.

– Bibliografía.

– Anexos.

  1. 1) INTRODUCCIÓN

Independientemente de la edad, el dolor cervical y lumbar constituye un importante problema en los países industrializados, En más del 90 % de los pacientes no es posible encontrar una alteración que justifique sus síntomas.

Son muy escasos los estudios y ensayos clínicos (2) que tengan en cuenta las teorías diagnósticas (y, en consecuencia, terapéuticas) de la medicina tradicional china (MTC), sino que suelen aplicar fórmulas de puntos acupunturales puramente sintomáticos en el tratamiento. Por otra parte, son escasos los trabajos que valoran la acupuntura como terapia complementaria y abundantes los que la comparan a placebo (1).

En muchos trabajos, la aplicación del ciego al paciente es problemática de realizar en acupuntura y aún no se ha conseguido una forma adecuada de ejecutarlo(1), sin embargo, y a diferencia de la técnica de  Sham Acupuntura o punción en puntos que no son de Acupuntura, en los que el objetivo es la no inferioridad de la Acupuntura al placebo, en este trabajo, el objetivo es lograr un efecto con ambas técnicas (Acupuntura y punción seca) y comparar sus efectos, sin que el paciente y el evaluador conozcan el tipo de intervención aplicada.

Si bien es cierto, la Acupuntura contempla dentro de sus técnicas de tratamiento la punción de puntos Gatillo (Ashi Points), la pregunta esta en, si  es necesario conocer a fondo los principios y teorías de la Medicina Tradicional China para el tratamiento de dolores secundarios a patología de raquis, o simplemente basta con punturar ahí, donde duele.

Itoh K. y col. En su estudio “Randomized Trial of Trigger Point Acupuncture Treatment for Chronic Shoulder Pain” (4) concluyen que la respuesta al tratamiento con Trigger points  es superior al tratamiento con Acupoints o no-Trigger points en el tratamiento del dolor de hombro.

Una revisión de la Cochrane “Acupuncture and dry-needling for low back pain” en el 2008, sugiere que la acupuntura mejora el dolor y la capacidad funcional comparada con  Sham Acupuntura o el no tratamiento de los pacientes, sin embargo estos efectos se observan solo inmediatamente después de concluida las sesiones y durante muy corto tiempo después. También concluye que la Acupuntura y la punción seca junto con terapias convencionales tienen mejores resultados que sólo las terapias convencionales, aunque no pueden realizar recomendaciones claras sobre cuál de las dos técnicas es mejor.

La guía NICE (21) en el tratamiento de la lumbalgia, recomienda a los pacientes mantenerse activos, tratamiento farmacológico y ofrecer a los pacientes una de estas tres terapias : Ejercicios  (En escuelas de espalda grupales), terapia manual (9 sesiones durante un periodo de hasta 12 semanas) o Acupuntura (10 sesiones durante un periodo de hasta 12 semanas.

  1. 1.1) Lumbalgia crónica inespecífica : 

El diagnóstico de lumbalgia crónica inespecífica implica  dolor de más de 12 semanas de evolución y acompañado o no de dolor referido o irradiado, asociado habitualmente a limitación dolorosa de la movilidad y que presenta características mecánicas.

El diagnóstico supone que el dolor no se debe a traumatismos directos, fracturas ni afecciones que puedan causar dolor lumbar, como espondilitis, o afecciones neoplásicas, neurológicas, infecciosas, vasculares, endocrinas, metabólicas o ginecológicas (22).

  1. 1.2) Cervicalgia inespecífica :

En cuanto a la cervicalgia, el problema es parecido. Sus causas varían desde tumores a traumatismos (fracturas, esguince ”Whiplash syndrome”), infecciones, enfermedades inflamatorias (artritis reumatoide) y enfermedades congénitas.

En la mayoría de los casos no se encuentran causas sistémicas, constituyendo el grupo más amplio el compuesto por trastornos mecánicos degenerativos, que pueden agruparse en el término “cervicalgia inespecífica” (23).

  1. 1.3) Fibromialgia :

La fibromialgia (FM) se refiere a un grupo de síntomas y trastornos músculo- esqueléticos que se caracteriza fundamentalmente por cansancio, dolor persistente, rigidez de intensidad variable de los músculos, tendones y tejido blando circundante, y un amplio rango de otros síntomas psicológicos, como dificultades para dormir, rigidez matutina, dolores de cabeza y problemas con el pensamiento y la memoria.

El diagnóstico es clínico y se establece por exclusión de otras patologías y por la presencia de síntomas y signos característicos, se comprueba la existencia de los denominados Tender points. Existen un total de 18 puntos (Fig 3). Se considera que puede haber una fibromialgia cuando, al aplicar una presión de cuatro kilogramos sobre dichos puntos, el paciente reporta dolor en 11 o más de ellos.

  1. 1.4) Síndrome Miofascial :

Se puede definir como el dolor que se origina en el músculo o en la fascia muscular y comprende una serie de condiciones que causan dolor regional o referido,  es un trastorno no inflamatorio que se manifiesta por dolor localizado y rigidez. Su característica primordial es la presencia de puntos “gatillo” o disparadores del dolor que se pueden identificar como induraciones del músculo o de la fascia que al presionarlos desencadenan la sintomatología. Los síndromes Miofasciales pueden incluir otros desórdenes dolorosos regionales comunes tales como cefalea tensional, dolor lumbar, dolor cervical y síndrome de la articulación temporomandibular.

  1. 1.5) Trigger Points, Tender Points y puntos de Acupuntura :

El Punto Gatillo (PG) llamado en Inglés Trigger Point, se localiza como una banda tirante dentro del vientre muscular. Es importante diferenciarlo de los Tender Points (puntos sensibles = característicos para la Fibromialgia) cuya presión provoca dolor no referido y trigger points (puntos gatillo =   característicos para el dolor miofascial) cuya presión puede provocar dolor referido. En la literatura el término tender point y trigger point se utilizan de forma intercambiada. Es más, algunos cuestionan la existencia de Fibromialgia y de dolor miofascial como separadas entidades de dolor (5).

Travell y Simons describieron 255 PG miofasciales y su patrón de dolor referido en 1983 (6),(7).

La aplicación correcta de la técnica de punción seca requiere un conocimiento de la anatomía muscular, experiencia en la palpación de las bandas musculares y de los puntos gatillo Miofasciales (4).   

En medicina tradicional China existen los Ashi Points, los cuales se asemejan  más a un tender point, aunque en muchos textos los comparan con PG,  son puntos extrameridianos que pueden variar su ubicación.

En Acupuntura existen 361 puntos “clásicos” localizados en los 12 meridianos, Vaso Concepción y Vaso Gobernador, posteriormente se describieron 191 puntos “misceláneos”  o extrameridianos y desde la fundación de la República Popular de China en 1949, se han descrito otros 195 puntos “nuevos” (8).

Melzack y col. En 1977 compararon los puntos clásicos de acupuntura en el tratamiento del dolor con 48 PG miofasciales, mostrando un 100% de correspondencia anatómica en los puntos estudiados.

En un trabajo publicado por Peter T. Dorsher en el 2006 (9), encontró una correlación del 92% entre PG y puntos de acupuntura (clásicos, misceláneos y nuevos), de los cuales, el 79,5% tenían indicaciones para el tratamiento del dolor regional similar a sus correspondientes PG (Fig1). Cuando comparó el patrón de dolor referido de los PG, observó una correlación del 76% con la distribución de los meridianos (Fig2).

La base científica de los PG y su dolor referido está muy bien aceptada en la medicina occidental (9), y se puede demostrar desencadenando el dolor referido mediante la inyección de  solución salina en el PG, comparable a la estimulación mecánica de la aguja (Obtención del Qi) en Acupuntura.

  1. 1.6) Sistema  Miofascial :

El Sistema Miofascial se origina en la etapa embrionaria en el mesodermo y se desarrolla formando todas las estructuras del tejido conectivo que envuelven huesos, articulaciones, músculos y vísceras, tiene funciones de sostén, unión, protección, transmite fuerzas, movimiento y  conduce la bioelectricidad, función que se relaciona directamente con los mecanismos de acupuntura(10).

El sistema Miofascial tiene líneas que se forman por la fusión de dos planos, que transmiten energía mecánica y eléctrica, al superponerse los planos, se superpone también colágeno, el cuál por su afinidad con el agua determina líneas de menor resistencia eléctrica similar a la movilización de energía por los merdianos de Acupuntura.

La Medicina Manual, la Acupuntura, la digitopuntura, el masaje y todas aquellas técnicas que se aplican desde el exterior del organismo tienen en común su acción directa sobre el tejido conectivo, que no sólo permite, sino además regula de manera activa la transmisión de los impulsos a modo de onda expansiva cuya influencia se extiende mucho más allá del área donde se inició, y siguiendo no sólo rutas neurológicas, sino también trayectos en el propio tejido (11).

  1. 1.7) Punción seca :

La punción seca se define como la técnica invasiva por la cual se introduce una aguja de Acupuntura en el cuerpo sin introducir sustancia alguna.

Dentro de la punción seca podemos diferenciar dos técnicas según la profundidad de aplicación:

 

  1. a) Punción superficial: Desarrollada por Meter Baldry, Consiste en introducir agujas de acupuntura en la piel y en tejido celular subcutáneo que recubre el PG. La aguja se puede introducir con una profundidad máxima de 1cm y mantener puesta durante unos 15 minutos, durante los cuales se puede manipular con el fin de provocar algún estímulo doloroso en el paciente.

 

  1. b) Punción profunda:  Consiste en la entrada y salida rápida al PG, produciendo una Respuesta de Espasmo Local (REL) (Contracción involuntaria de un músculo), y una respuesta Simpática alrededor de la aguja. Esta maniobra se repite hasta que se elimina el REL.
  1. 1.8) Medicina Tradicional China (MTC) : 

La acupuntura es una parte importante de la MTC y su historia se remonta entre 2000-4000 años. Se basa en una serie de principios básicos, Yin-Yang, los cinco elementos, los Zang-fu, Qi-Xue, así como en una serie de técnicas de manipulación de las agujas (3).

A continuación vamos a detallar la revisión bibliográfica desde los conceptos de la MTC, así como, las posibles opciones de tratamiento para cada etiología.

Dorso – lumbalgia en MTC.

  1. a) Dolor Caliente :

DÉFICIT DE YIN dónde existe un fuego de vacío en Riñón.

Empeora con el movimiento, mejora con el reposo, irradiación a la pierna. (El yin de Riñón suele entrar en déficit en la menopausia)(13), El pulso es fino y rápido, la lengua roja con saburra escasa y seca.

    • – Ren 3 : Mu de vejiga, tonifica el Yin.
    • – V40 : Punto abuela , tonifica el Yin y abre el meridiano de Vejiga.
    • – R7 : Punto madre, Tonifica el Yin de Riñón e indirectamente el  Yin de Vejiga
    • – 4 puntos locales a cada lado de la zona lumbar, V37 y V60.
    • – Si ha habido traumatismo o esguince :
    • o Geshu (V17), Regula la sangre (punto maestro de la sangre), distribución de estasis.
    • o Ciliao (V32); Derivación del calor humedad en recalentador inferior, regula el estancamiento de Qi en el meridiano de Vejiga.
    • – Además el Hígado necesita humedad (que dependen del Yin y del Jing del Riñón) para su actividad suave y aspersiva. Un Hígado seco puede conducir con facilidad a patrones de calor, además, el Hígado genera viento interno en patrones de déficit de Yin o sangre, lo que genera dolores herráticos, que pasan de la parte superior de la espalda a la inferior, el paciente nunca está sin dolores (13) :
    • o Déficit de sangre de Hígado : Ren14, V15, V17, VB39
    • o Déficit de Yin de Hígado (más probable con viento-calor) : H5, VB40 para sedar el Yang y B6 que seda también el Yang como punto distal del recalentador inferior.
  1. b) Dolor frio : 

DÉFICIT DE YANG de Riñón

Empeora con el reposo, al estar sentado, altera el sueño, mejora con el calor y el movimiento (13). El pulso es profundo, débil y filiforme, la lengua es pálida y puede tener saburra blanca.

    • – V67 : Punto madre, tonifica el Yang de Vejiga e indirectamente el de Riñón.
    • – R3 : Punto abuela y punto Yuan , refuerza el Qi renal.
    • – 6-8 agujas locales calientes, entre ellas  V23 (punto Shu de Riñón), V52 y  Du4  (tonifica Riñón).
  1. c) Dolor húmedo: 

PLENITUD DE YIN (estancamiento de Yin- fluidos).

Rigidez  matutina de más de una hora al iniciar el movimiento. Lengua edematosa, pulso resbaladizo (13).

    • – V58 : Punto Luo del meridiano  Yang acoplado
    • – E40 : Punto Luo, transforma la humedad, hace descender el Yang de E.
    • – V37 : Transformación y canalización de la humedad.
  1. d) Humedad – frio / humedad – calor crónicos: 

Existe un DÉFICIT DE YIN Y YANG.

Dolores dominados por Yang al andar, subir o bajar escaleras, alternados por dolores dominados por Yin cuando está sentado o tiempo húmedo (14).  Se puede emplear un tratamiento local y tonificar una vez por semana Yin y Yang.

    • Además en frio-humedad podemos añadir:
    • o Fengfu (Du16), Dispersa el viento, se resuelven espasmos, alivian dolores.
    • o Yaoyangquan (Du3); Compensa el vacío en recalentador superior.

El lumbago causado por el frío-humedad ocurre por lo general después de exponerse al viento, el frío y la humedad patógenos, con manifestaciones clínicas de dolor y pesadez en la región dorsal-lumbar y limitación de la extensión y flexión de la región lumbar debida a la contractura de los músculos; el dolor puede ser irradiado hacia los glúteos y miembros inferiores, y se siente frío en la zona afectada; el dolor se agrava con el tiempo lluvioso y nublado (12).

Fribromialgia y cervicalgia en MTC: 

Se encuentra principalmente entre los síndromes Bi que se deben a un bloqueo de Qi y sangre en los meridianos exteriores y sus colaterales (meridianos tendino musculares) (13).

Invasión por factor patógeno : HUMEDAD producida por alimentos grasos, fritos, lácteos, comidas irregulares, puede estar acompañado de cefaleas (15).

    • o Dolor por Viento : La localización del dolor varía de un día para otro.
    • o Dolor por frío : Es localizado.
    • a) Deficiencia de sangre de Hígado :

Permite que la Humedad se asiente en los tendones, y si además hay viento interno se producen dolores erráticos. Se suele acompañar de visión borrosa, fosfenos, mareos, hormigueo en extremidades, lengua pálida y pulso fino y rápido.

    • o Resuelven la Humedad : Ren12, Ren9, B9, R7, VB34 y V22.
    • o Nutre la sangre de Hígado : H3, H8, B6, Ren4 y 17V.
    • o Vigorizan Yang Ming : IG10 y E36.
    • o Puntos Ashi.
    • b) Deficiencia de Qi de Bazo :

Cansancio, problemas digestivos, lengua con saburra fina o inexistente, pulso débil y fino.

    • o Además de los puntos para la Humedad y para vigorizar Yang Ming, se puede utilizar puntos para tonificar Bazo : V20 y V21.
    • o Puntos Ashi.

Síndrome Bi : 

Conjunto de patologías cuya causa común es la obstrucción de Sangre o de Qi por un Patógeno exógeno : viento, humedad y frío que producen obstrucción de los canales. El patógeno no es la causa, sino que reside en una Insuficiencia previa (12).

Los síntomas son: Dolor, entumecimiento, pesadez.

Según el nivel de afectación:

    1. 1. Piel: parestesias, hormigueos.
    2. 2. Músculos: parestesias o hipoestesias, dolor muscular.
    3. 3. Tendones: Contractura muscular sobre todo en flexión.
    4. 4. Canalar: Alteración en la coloración de la piel local (enrojecimiento, cianosis y a veces necrosis).
    5. 5. Huesos: Dolor articular.

Según el tiempo de evolución:

    1. 1. Por Frío-Humedad que produce obstrucción progresiva del Qi y Sangre:
    2. a. Estasis sanguínea produciendo manchas equimóticas, nódulos.
    3. b. Dificultad para la flexo-extensión
    4. 2. Obstrucción por disminución del Qi y Sangre. Enfermedades crónicas, dolores constantes que puede afectar a tejidos e incluso a los Zang-Fu.

Existen 4 tipos :

  1. a) Síndrome Bi Móvil:
    • o Dolor errático que irradia a otras zonas y que suele afectar a varias articulaciones.
    • o Parestesias y Alteración de la movilidad.
    • o A veces síntomas de superficie.
    • o Aversión al Frío, al Viento, al Calor.
    • o Lengua pálida, saburra amarilla.
    • o Pulso superficial y a veces tenso.
  1. b) Síndrome Bi doloroso:
    1. o Dolor agudo y ubicación fija
    2. o Sensación fría de la articulación, que suele aliviarse con el calor.
    3. o Lengua pálida, saburra amarilla
    4. o Pulso superficial y a veces tenso.
  1. c) Síndrome Bi adherente:
    1. o Dolor y pesantez en las articulaciones
    2. o Hinchazón y dolor fijo en las articulaciones
    3. o Pesadez de las piernas
    4. o Alteración en la movilidad
    5. o Entumecimiento de la piel
    6. o Saburra blanca y adherente
    7. o Pulso lento.
  1. d) Síndrome Bi Calor:
    1. o Dolor a nivel local con enrojecimiento, dolor a la palpación.
    2. o Impotencia funcional.
    3. o Faringitis, hipertermia, sudoración.
    4. o Orinas escasas y oscuras.
    5. o Saburra amarilla y raramente grasa.
    6. o Pulso resbaladizo y rápido.

En el tratamiento de un Síndrome Bi de cualquier etiología, debe comenzarse por emplear los Puntos Shu Antiguos de los canales que recorren la región afecta, atendiendo a las reglas que en cada caso corresponda (16). Posteriormente se añadirán puntos según la etiología.

El tratamiento en patología del raquis tiene dos aspectos importantes : Tratar el dolor y tratar a la persona. Éste debe ser el principio terapéutico de cualquier síndrome de dolor crónico (13), es por ello, que, si bien hemos tomado como referencia la revisión bibliográfica descrita, los tratamientos para este trabajo los hemos individualizados según la patología de base en cada paciente.

    1. 2) OBJETIVO

Determinar  los resultados del tratamiento con acupuntura (en base a las teorías de la MTC), frente a la punción seca (en la medicina occidental) para el tratamiento de la cervicalgia y lumbalgia crónica inespecífica.

    1. 3) MATERIALES Y MÉTODO

Los participantes que cumplieron los criterios de inclusión  se  asignaron de manera aleatoria a uno de los siguientes 2 tratamientos:

    • Grupo 1 : 

Se realizó Acupuntura,  2 sesiones/semana, 20 minutos/sesión durante 5 a 6 semanas. Los tratamientos fueron individualizados, realixando el diagnóstico en base a la MTC y utilizando en algunos casos electroacupuntura y moxibustion. Se manipuló la aguja hasta la obtención del Qi y según las técnicas de tonificación o dispersión. Se utilizaron agujas de 0,20 x 13 mm (36#/0.5”), 0,32 x 25 mm (30#/1,0”), y 0,32 x 40 mm (30#/1,5”).

    • Grupo 2 : 

Punción seca profunda, 2 sesiones por semana durante 3 a 4 semanas, manipulando cada aguja hasta la liberación del Punto Gatillo. Se utilizaron agujas de  0,32 x 25 mm. Para la región cervico – dorsal,  0,32 x 40 mm para la región dorso – lumbar y 0,32 x 75 mm para el Músculo Piramidal.

Los pacientes  desconocían el tipo de técnica utilizada, en todo caso, al utilizar el mismo tipo de agujas en ambos grupos podrían pensar que estaban todos siendo tratados con Acupuntura, por lo que el efecto placebo, de existir, fue el mismo en ambos grupos.

A los pacientes que rechazaron el tratamiento con agujas, se les asignó a un Tercer Grupo (Grupo Control) en base a  Fisioterapia  (ejercicios físicos, escuela de  espalda y electroterapia) como tratamiento habitual en el servicio de Rehabilitación.

Previo al tratamiento, así como al finalizar,  se aplicaron en todos los pacientes las siguientes escalas:

    • Escala visual analógica (EVA): 

En ella el paciente puntúa la intensidad de su dolor en una escala de 0 (Sin dolor) a 100 mm. (Máximo dolor referido por el paciente),(Fig4).

    • Escala de incapacidad por dolor lumbar de Oswestry : 

Es un cuestionario autoaplicado, que mide las limitaciones en las actividades cotidianas. Consta de 10 preguntas con 6 posibilidades de respuesta cada una. La primera pregunta hace referencia a la intensidad del dolor, precisando en las distintas opciones la respuesta a la toma de analgésicos. Los restantes ítem incluyen actividades básicas de la vida diaria que pueden afectarse por el dolor (cuidados personales, levantar peso, andar, estar sentado, estar de pie, dormir, actividad sexual, vida social y viajar).

La puntuación final va:

    • o De e 0 a 20 %, limitación funcional mínima.
    • o De 21 a 40%, moderada.
    • o De 41 a 60%, intensa.
    • o De 61 a 80%, discapacidad.
    • o Más de 80%, limitación funcional máxima.

Es la escala más utilizada y recomendada, si bien es específica para el dolor lumbar, en este trabajo la hemos aplicado también en pacientes con dolor cervical o dorsal, ya que se ha utilizado, también, en una amplia variedad de afecciones. Wittink H. y Col.  aplicaron la escala a un grupo de pacientes con dolor crónico (lumbar, facial, craneal, abdominal, miofascial y síndrome de dolor regional complejo) remitido a una Unidad del Dolor. Concluyeron que puede ser útil en una población general con dolor en distintas localizaciones y no solamente en pacientes con lumbalgia.

Las evaluaciones pre y post tratamiento se realizaron por médicos diferentes, sin tener estos, conocimiento del tipo de terapia que se realizó  en cada paciente.

Los pacientes del Grupo 1 y 2, firmaron un consentimiento informado previo al tratamiento.

  1. 3.1) Criterios de inclusión : 
    • – Dolor durante al menos 12 semanas con una media igual o superior a 50 mm  (EVA) en la última semana,
    • – Edades comprendidas entre 20 y 70 años,
    • – Que hayan fracasado otro tipo de tratamientos de Medicina Física (Electroterapia, manipulaciones, etc.) y que haya transcurrido al menos 4 semanas desde el último tratamiento.
    • – Que   hayan precisado cambiar de medicación constantemente y/o necesiten dosis elevadas.
  1. 3.2) Criterios de exclusión :  
    • – Alteraciones neurológicas.
    • – Antecedentes de cirugía discal o de columna, o con posibilidad de solución quirúrgica.
    • – Enfermedades psiquiátricas,
    • – En el caso de las mujeres: Embarazo.
    • – Tratamientos previos con Acupuntura o punción seca.
    • – Pacientes con incapacidad laboral durante más de 6 meses inmediatamente antes del comienzo del estudio o que  estuvieran tramitando una incapacidad laboral.
  1. 4. RESULTADOS:

En total se trataron 14 pacientes en el Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid que cumplían los criterios de inclusión, durante los meses de Marzo, Abril y Mayo del 2013, los cuales se distribuyeron de la siguiente manera :

    • – 5 pacientes tratados con Acupuntura, de los cuales 4 acudieron al servicio por lumbalgia y 1 por cervico – dorsalgia, , el 80% fueron mujeres y el 20 % hombres.
    • – 4 pacientes tratados con punción seca, de los cuales 2 acudieron por lumbalgia y otros 2 por cervico – dorsalgia, el 75 % mujeres y el 25 % hombres.
    • – 5 pacientes con el tratamiento habitual en Rehabilitación, de los cuales 4 acudieron por lumbalgia y 1 por cervico – dorsalgia, el 60% fueron mujeres y el 40 % hombres. Los tratamientos empleados fueron Magnetoterapia, corrientes Interferenciales, corrientes Ultra Excitantes, TENS (Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea), cinesiterapia, masaje Cyriax y calor local.

La media de edad fue de 46 años (rango de 28 a 74 años).

Como efectos adversos en el grupo tratado con Acupuntura solo se observó en una paciente, 48 horas después de la 5ta sesión, síntomas inespecíficos, acudió a Urgencias donde fue diagnosticada de infección respiratoria (no confirmada) y brote agudo de Fibromialgia, el cual remitió al cabo de tres días, no obstante, se suspendió el tratamiento. En el grupo tratado con Punción seca, como efecto adverso se podría considerar el dolor al manipular las agujas.

Respecto a la escala de dolor (EVA), los resultados fueron los siguientes:

    • Grupo 1 : El dolor disminuyó en un valor medio de 25% en los pacientes con lumbalgia y de 70% en la paciente tratada por cervico – dorsalgia.
    • Grupo 2 : El dolor disminuyo en un valor medio de 15% en los pacientes con lumbalgia y de 40% en los pacientes tratados por cervico – dorsalgia.
    • Grupo control : El dolor disminuyó  en un valor medio de 22,5% en los pacientes con lumbalgia y un 50 % en la paciente con cervico – Dorsalgia.

En la Escala de incapacidad por dolor lumbar de Oswestry, los resultados fueron :

    • Grupo 1 :

El valor medio pre tratamiento fue de 25,2% y al finalizar  fue de 14%, (mejoraron 11,2%). Los pacientes con puntajes más bajos al iniciar el estudio fueron los que alcanzaron mejores resultados en la escala al finalizar.

    • Grupo 2 :

El valor medio pre tratamiento fue de 29,5% y al finalizar  fue de 12,7%, (mejoraron un 16,8%). Siendo los pacientes con cervico – dorsalgia los que presentaron mejores resultados en la escala al finalizar, ya que mejoraron una media del 31% en la escala, a diferencia de los pacientes con lumbalgia que solo mejoraron una media de 2,5%.

    • Grupo 3 :

El valor medio pre tratamiento fue de 27,7% y al finalizar fue de 19,6% (mejoraron un 8,1%). Al igual que en el grupo 1, los pacientes con puntajes más bajos, alcanzaron mejores resultados en la escala al finalizar, a diferencia de los puntajes altos, llegando incluso a empeorar en un caso tras el tratamiento.

Dado el tamaño de la muestra, las diferencias por sexo no fueron valoradas ya que solo el 28 %  (4 pacientes) fueron varones distribuidos al azar entre los diferentes grupos.

A continuación vamos a describir brevemente, a manera de ejemplo,  dos casos clínicos tratados con Acupuntura :

Paciente 1 : 

Mujer de 28 años, informática, actualmente en el paro, refiere dolor desde hace varios años, empezó con una cervicalgia, y contractura del adductor de cadera izquierda, ahora tiene dolor en varios puntos del cuerpo, erráticos, con sensación  de parestesias en todos los dedos del pie.

El dolor es mayor por la mañana al iniciar el movimiento, con cierta sensación de fatiga. Presenta obesidad y es intolerante a la lactosa, presentaba trastornos menstruales hasta que empezó a utilizar el anillo vaginal.  Tomaba medicación (Lyrica, Adolonta, Duloxetina, Mirtazapina) pero no consigue aliviar los síntomas. La RNM y la EMG son normales. La lengua era pálida y el pulso fino.

Se diagnosticó de Humedad con deficiencia de sangre de Hígado, y se trató según los puntos mencionados anteriormente, enfocado principalmente en tratar el dolor cervical,  después de la primera sesión no notó absolutamente nada, y tras la tercera sesión empeoró, pasando de un EVA de 8 a 10 mm, por lo que se replanteo el tratamiento.

Se observó una cicatriz en región lumbar y flanco derecho de aproximadamente 13 cm. secundaria a una intervención quirúrgica por duplicidad de uréteres en la infancia, cruzaba los meridianos de Bazo, Hígado y Vesícula Biliar por lo que se planteó que el origen de sus síntomas era secundarios a un estancamiento de Qi de Hígado y déficit de Qi de Bazo, todo ello dentro de un cuadro de Humedad (Fibromialgia):

    • – Moxa en B1 : Punto llave del Meridiano tendino muscular y para tonificar el Yang de Bazo.
    • – Moxa en E36 : Para tonificar Yang Ming.
    • – VB34 : Punto maestro de los tendones.
    • – VB38 : Punto King, desvía la energía perversa que ya penetró, elimina la humedad, dispersa el viento.
    • – 3H, 8H : para el estancamiento de Qi de Hígado,  Nutre sangre de Hígado.
    • – R7 : para la humedad.
    • – Agujas en el recorrido de la cicatriz.

La paciente mejoró después del tratamiento pasando de un EVA de 10 a 7mm, continuó mejorando hasta la sexta sesión en la que se decidió suspender el tratamiento por haber presentado un cuadro pseudo gripal, con síntomas inespecíficos  que la obligaron a acudir a Urgencias, donde según informe impresionó de probable infección respiratoria vs cuadro agudo de fibromialgia, resuelto al cabo de 3 días.

Paciente 2

Paciente mujer de 34 años, trabaja de reponedora en un almacén, presenta dolor en región lumbar izquierda irradiada por glúteo y cara lateral de muslo hasta rodilla, aumenta con el decúbito supino y en sedestación al momento de incorporarse, con la flexión de cadera y con el tiempo lluvioso. Suele tomar café muy dulce, suda mucho en pecho y axilas, y presenta cefaleas antes y durante la menstruación. Lengua pálida, pulso tenso.

Atendiendo a su principal molestia, el dolor, se diagnosticó de un Síndrome Bi por Frío-Humedad que produce obstrucción progresiva del Qi y Sangre, principalmente  en el meridiano tendino muscular de Vesícula Biliar y Vejiga por lo que se utilizaron los siguientes puntos locales :

    • o Cadera: VB30, VB29, VB 33, VB34, Tunzhong. (En VB30 y VB34 se utilizó electro acupuntura en dispersión).
    • o Dorsal: Du2, Paravertebrales: Huatojiaji
    • o Lumbar: V23, V24, V26

Dado que presentaba  migrañas antes y durante la menstruación, sudoración espontánea y apetencia por las bebidas agridulces, podría estar afectado Shao Yang (VB y Triple Recalentador) por lo que se añadió:

    • o SJ5 : Punto Luo, mejora la circulación del Qi en SJ y VB.
    • o ID 3 : Tonifica Yang de ID e indirectamente Yang de corazón y abre Du Mai.
    • o H3 : punto Yuan , nutre sangre de Higado
    • o V20 : punto Shu de Bazo, tonifica el Qi de bazo.

La paciente fue mejorando en cada sesión, pasando de un 26% en la escala de Oswestry  a un 10%, y de un EVA de 7 a 5, mm. Si bien, la paciente mejoró principalmente en la incapacidad producida por el dolor, al finalizar las 12 sesiones las molestias se localizaron en un punto sobre el trocánter Mayor, el dolor lumbar y la irradiación por la pierna despareció por lo cual  se le dio de alta del estudio, no obstante, una vez fuera de él, se infiltro el Trocanter Mayor con anestésico local y Corticoide mejorando completamente.

  1. 5. CONCLUSIONES :  

Estudios previos han comprobado que la aplicación correcta de la acupuntura, adecuadamente indicada, mejora significativamente la calidad de vida de los pacientes al optimizar su sueño, disminuir la incapacidad, y declinar la intensidad y frecuencia del dolor en más de un 50%(1).

    • Intensidad del dolor :

En nuestro estudio, si bien, el tamaño de la muestra fue pequeño, la intensidad del dolor mejoró significativamente en los pacientes tratados con Acupuntura diagnosticados de  cervico – dorsalgia (mejoro en un 70%) a diferencia de los pacientes con lumbalgia (25%).

En los pacientes tratados con punción seca, la intensidad del dolor mejoró, de manera similar al grupo de acupuntura, principalmente en los pacientes con cervico – dorsalgia (40%) a diferencia de los pacientes con lumbalgia (15%).

No hubo diferencias muy grandes en cuanto a cambios en la intensidad de dolor en ambos grupos con respecto al grupo control, sin embargo los pacientes tratados con acupuntura tuvieron mejores resultados que los del grupo control, y los pacientes tratados con punción seca, ligeramente peores resultados respecto al grupo control.

    • Incapacidad producida por el dolor : 

En términos generales, los pacientes con puntajes altos en la escala de incapacidad tienen peores resultados con cualquier tipo de tratamiento conservador.

Los del grupo de punción seca, tuvieron de manera global mejores resultados en la escala de incapacidad ( mejoraron un 16,8%) frente a los del grupo de Acupuntura (11,2%), sin embargo esta diferencia podría estar sesgada,  ya que sólo mejoraron con punción seca los pacientes con cervico – dorsalgia, con muy buenos resultados, a diferencia de los pacientes con lumbalgia, en los que la punción seca no obtuvo apenas resultados, probablemente porque los músculos en dicha zona son más complicados de puncionar y el punto gatillo más difícil de localizar.

En todo caso, ambos grupos obtuvieron mejores resultados que el grupo control, mejorando la incapacidad producida por el dolor.

Por último, los pacientes con lumbalgia crónica inespecífica tuvieron peores resultados con cualquier tipo de tratamiento conservador, respecto a los pacientes con cervico – dorsalgia, probablemente porque el diagnóstico de lumbalgia crónica inespecífica es muy ambiguo, los pacientes suelen llevar años de evolución y muchas veces estar polimedicados, a diferencia de los pacientes con cervico – braquialgia, que aunque alguno de ellos llevaba años de evolución, los síntomas, principalmente son secundarios a contractura de la musculatura parevertebral.

Podemos concluir que la Acupuntura fue ligeramente mejor en el tratamiento de la cervico – dorsalgia y la lumbalgia  crónica inespecífica, respecto a la punción seca.

  1. 6. DISCUSIÓN :

Probablemente el mayor sesgo en este trabajo y muchos otros de Acupuntura, esta en la experiencia del Médico Acupuntor, ya que al intentar individualizar los tratamientos, se pueden cometer errores de diagnóstico y/o de técnica en la manipulación de la aguja.

Aunque en este trabajo sólo hemos valorado los efectos del tratamiento a corto plazo, sería interesante seguir en el tiempo la muestra de pacientes para evaluar a largo plazo los efectos de las diversas técnicas de tratamiento.

Será necesario realizar un trabajo con un mayor tamaño de la muestra para obtener resultados estadísticamente significativos, así como, valorar si el número de sesiones esta en relación a los resultados, principalmente en los pacientes con lumbalgia crónica inespecífica, ya que con 10 a 12 sesiones de tratamiento, no obtuvieron tan buenos resultados como los pacientes con cervico – dorsalgia.

Podría estudiarse los efectos combinando ambas técnicas, ya que probablemente, un tratamiento de acupuntura, (utilizando los principios de la Medicina Tradicional China), combinándola con punción seca y manipulación de los puntos gatillo (Ashi points) obtenga mejores resultados, incluso, utilizando punciones con anestésico local, Corticoide o Toxina Botulínica, además del tratamiento habitual.

La práctica de la Acupuntura  ha demostrado su eficacia en diferentes estudios, y  podría utilizarse como una herramienta más de tratamiento en los servicios de Rehabilitación.

BIBLIOGRAFÍA

    1. 1) Efectividad de la acupuntura en el alivio del dolor refractario al tratamiento farmacológico convencional. E. Collazo Chao. Unidad de Acupuntura, Clínica del Dolor, Hospital Universitario Reina Sofía, Córdoba, España. Rev Soc Esp Dolor. 2009;16(2):79-86.
    1. 2) Ratcliffe J, Thomas KJ, MacPherson H. A randomised controlled trial of acupuncture care for persistent low back pain: cost effectiveness analysis. BMJ. 2006;333:626.
    1. 3) A. Alcina Navarro. Estudio comparativo de la eficacia de Acupuntura vs TENS en el tratamiento del hombro doloroso. Trabajo fin de Máster XIV Master de Acupuntura y Moxibustión Universidad Complutense Madrid 2010-2012.
    1. 4) Itoh K, et al. Randomized Trial of Trigger Point Acupuncture Treatment for Chronic Shoulder Pain: A Preliminary Study, Journal of Acupuncture and Meridian Studies (2013), http://dx.doi.org/10.1016/j.jams.2013.02.002.
    1. 5) Devin J. Starlanyl. Trigger Points and Tender Points: Why the Difference Is Important to You (2004).
    1. 6) Travell JG, Simons DG. Myofascial Pain and Dysfunction: The Trigger Point Manual. Vol 1. Baltimore, MD: Williams & Wilkins; 1983.
    1. 7) Travell JG, Simons DG. Myofascial Pain and Dysfunction: The Trigger Point Manual: The Lower Extremities. Vol 2. Baltimore, MD: Williams & Wilkins; 1992.
    1. 8) O’Connor J, Bensky D, Eds. Acupuncture: A Comprehensive Text,Shanghai College of Traditional Medicine. Chicago, IL: Eastland Press; 1981.
    1. 9) Peter T. Dorsher, MD. Trigger Points And Acupuncture Points: Anatomic And Clinical Correlations. Rev. Medical Acupuncture. Vol. 17, #3. May 2006.
    1. 10) Orlando Vai, Lourdes Martínez. Punción seca y Acupuntura de los puntos gatillo miofasciales, Ed Dunken (2013).
    1. 11) Begoña Declaux. El Tejido conectivo como medio de comunicación, técnicas que favorecen su conductividad : la medicina manual y la Acupuntura. Universidad Complutense de Madrid. Junio 2012.
    2. 12) Padilla Corral, “Tratado de acupuntura” (Pag 695).
    3. 13) Thimbarajah, “Acupuntura energética” (pag 395).
    4. 14) Zhao Ji-ping, Wang Yang-ping, “Acupunutra y Moxibustion” , Fundación Europea de MTC, (Pag. 248).
    5. 15) Giovanni Maciocia. La práctica de la medicina China. Segunda edición.
    1. 16) Chen Zheng Guang et cols., Tratamiento Ortopédico en Medicina Tradicional China, Ed. Lenguas Extranjeras, Beijing, 1992.
    1. 17) Sidney M. Rubinstein y cols. A systematic review on the effectiveness of complementary and alternative medicine for chronic non-specific low-back pain. Eur Spine J (2010) 19:1213–1228.
    1. 18) Furlan AD. Y cols. Acupuncture and dry-needling for low back pain (Review). The Cochrane Library 2008, Issue 4.
    1. 19) M. Teggiachi, M. Horacio. Lumbalgias y lumbociatalgias tratadas mediante Electroacupuntura. Rev Int Acupuntura. 2, jul-sept/2008.
    1. 20) S. Alcántara Bumbiedro y cols. Escala de incapacidad por dolor lumbar de Oswestry. Rehabilitación (Madr). 2006;40(3):150-8.
    1. 21) National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE). Low back pain. Mayo 2009.
    1. 22) Fundación Kovacs. Guía de práctica clínica : Lumbalgia inespecífica. http://dgaval.caib.es/GPC.htm y www.REIDE.org.
    1. 23) J. Cid y cols. Cervicalgias y lumbalgias mecánico degenerativas. Tratamiento conservador. R e v. Soc. Esp. Dolor 8: Supl. II, 79-100, 2001.

ANEXOS

Figura 1. Correspondencia anatómica de Puntos Gatillo y puntos de Acupuntura.

Anatomic correspondence of trigger and acupuncture points. Black dots indicate corresponding acupuncture and trigger points. Light gray dots indicate trigger points with no corresponding acupuncture point. Medium dots indicate internal trigger points with no corresponding acupuncture point. (Peter T. Dorsher, MD. Trigger Points And Acupuncture Points: Anatomic And Clinical Correlations. Rev. Medical Acupuncture. Vol. 17, #3. May 2006)

 

 

Figura 2. Correspondencia anatómica del dolor referido del PG de Trapecio y el meridiano de Vesícula Biliar.

Anatomic comparison of the locations of the upper trapezius (TP 1) referred-pain pattern (left) and the upper gallbladder (GB 21) acupuncture meridian (right).

 

Figura 3.  Tender points en Fibromialgia.

Figura 4 . Escala Visual Analógica (EVA).

 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Neurología, Reumatología, Traumatología

Hombro doloroso y Acupuntura (Alberto Francés Borrego)

ALBERTO FRANCÉS BORREGO

Indice

Introducción Condicionantes anatómicos regionales La Medicina Tradicional China El enfoque de la Medicina tradicional china Los Meridianos principales del hombro Los Meridianos Tendino-musculares del hombro Etiología Tratamiento agudo Tratamiento crónico Revisión de la literatura El hombro congelado Mi protocolo en el hombro doloroso Bibliografía

Introducción

La complejidad de la cinemática articular del hombro supone un esfuerzo en la comprensión razonada de su anatomía y mecánica. De sus alteraciones deriva la variedad semiológica de las lesiones que llevan a los pacientes a la consulta. Estamos logrando agrupar y relacionar cada una de las lesiones anatómicas en una abigarrada taxonomía de enfermedades englobadas en el epígrafe de hombro doloroso.

Todas ellas pueden explicarse desde la perspectiva mecánica y a partir de aquí poder orientar un tratamiento que intenta restaurar las condiciones originales de la articulación en un delicado y difícil de remedar equilibrio de fuerzas y palancas que encontramos en el hombro sano. Bajo este prisma trabaja el Cirujano Ortopédico en Occidente, consiguiendo en muchas ocasiones devolver la función deseada a la articulación glenohumeral.

Quedan, sin embargo, pacientes que no logramos sanar por motivos diversos. Incompletos resultados quirúrgicos, patologías que aún sin mejorar con tratamientos conservadores no tienen indicación quirúrgica, falta de evidencia en la indicación y en la técnica de algunas lesiones y otros casos que no nos permiten alcanzar los resultados deseados, nos empujan a buscar otras vías de sanación.

El adecuado funcionamiento del hombro depende de un equilibrio mecánico de fuerzas, que a su vez depende de elementos estáticos y dinamizadores, y que en último término dependen de la energía que los moviliza. Haciendo un cambio en el paradigma y dejando en vacío un espacio difícil de conceptualizar, diremos que esas energías primordiales que controlan el hombro, presentan un desequilibrio cuando este comienza a hacerse doloroso. Para la MTC el hombro tiene interés tanto en cuanto es hombro y, lo que es más importante, por que forma un engranaje indispensable en el movimiento energético de los zang y los fu y de los canales que por el circulan.

Aunque hay cosas que necesitaremos explicar con la mecánica, como una rotura tendinosa; otras pretenderemos explicarlas dentro del sistema de pensamiento médico holístico que es la MTC. Intentando conjugar y completar el corpus de conocimiento y resultados que ofrece este otro enfoque, se revisarán las propuestas de sanación diseñadas y basadas en la MTC para el tratamiento del hombro doloroso. En algunos casos son un alternativa y en otras un complemento interesante a conocer.

Condicionantes anatómicos regionales

En la cintura escapular podemos diferenciar tres articulaciones que si atendemos los hallazgos descritos por la Medicina Occidental pueden ser el asiento de diversa patología. Estas son la articulación glenohumeral, la articulación acromioclavicular y la articulación esternoclavicular.

Antes de someternos al enfoque que nos ofrece la MTC se ofrece una breve pincelada del que nos ofrece la Medicina Occidental.

La mayoría de la patología la concentra la articulación glenohumeral. Donde podemos realizar esta abreviada taxonomía de lesiones que producen dolor.

1. Patologíadegenerativa a. Artrosisglenohumeral

b. Artrosisacromioclavicular 2. Patologíanodegenerativa

a. Patologíatumoral b. Patologíainflamatoriapoliarticular c. Patología traumática aguda

i. Fracturas ii. Luxaciones

iii. Artritis traumática

d. Hombrodoloroso i. Patología del manguito rotador

1. T endinitis manguito rotador 2. Roturadetendonesdelmanguitorotador 3. RoturadelSubescapular

ii. Patología del Tendón Largo del Bíceps Braquial iii. Lesiónes del complejo Labrum-inserción del TLB: Lesión

de SLAP iv. Inestabilidad glenohumeral

1. Aguda 2. Crónica

a. Unidireccional

b. Multidireccional v. Hombro del lanzador: atrapamiento intrarticular

De todo este grupo de patologías el hombro doloroso secundario a patología del manguito es la causa más frecuente de consulta y constituye el 1,2% de las Consultas realizadas en el Médico de Familia. La prevalencia de la patología del hombro en la población general está alrededor del 30%. La tasa de recurrencia del dolor tras el tratamiento supera al 25% de los casos. La prevalencia aumenta con la edad con un pico alrededor de los 50 años (en la MTC al hombro doloroso se le llama “Hombro de los 50 años”) (1). El diagnóstico de la patología del hombro se realiza con maniobras de exploración básica y estudios de imagen (RX, RM y artro-RM).

En la etiopatogenia de esta lesión están implicados factores mecánicos, la disminución del espacio subacromial, que determinarán un aumento de las presiones en las unidades tendinosas sobre las que asientan en las primeras fases la patología inflamatoria y que en la fase crónica darán lugar a la aparición de roturas tendinosas. Aunque el tratamiento inicial de esta patología se realizará con fármacos antiinflamatorios y fisioterapia, un importante número de pacientes necesitarán procedimiento quirúrgicos cuya indicación viene determinada por la no mejoría con tratamientos conservadores; las alteraciones funcionales secundarias a las lesiones tendinosas del manguito que precisarán sutura y reanclaje de los tendones lesionados; tratamiento de inestabilidad glenohumeral anterior asociada; y tratamiento de lesiones asociadas en la cercanía como la articulación acromioclavicular y la tendinopatía del TLB.

El tratamiento conservador de estas patología que incluye corticoesteroides, antiinflamatorios, reposo, ultrasonidos y rehabilitación no ha proporcionado buenos resultados en muchos casos, consiguiendo alivio sintomático en sólo unos pocos y por un tiempo limitado (2). En los casos con lesiones anatómicas objetivables con RM (roturas de tendones del manguito rotador, desinserciones capsulolabrales,..) los resultados son satisfactorios con tratamientos quirúrgico.

Resulta complejo entender como una medicina no invasiva (MTC) y que no va a modificar las condiciones premórbidas que encontramos en la patología del manguito rotador y de la inestabilidad puedan ser efectivas en el tratamiento de esta patología. Sería deseable conocer en qué momento de la enfermedad la acupuntura puede aportar efectividad para la obtención de buenos resultados. Es sabido que los efectos secundarios de la acupuntura son menores que los debidos a la medicación antiinflamatoria y su uso podría ser sustituido en las fases en las que el tratamiento conservador está indicado (3).

Los efectos terapeúticos con el tratamiento con acupuntura se basan en tres teorías. Algunos autores atribuyen los efectos analgésicos a la liberación de endorfinas a nivel lumbar y de 5-OH triptófano a nivel cerebral. Otros basan el efecto en la transmisión bioquímica o neuroendocrina través de los canales de acupuntura hasta las zonas receptoras del dolor a nivel central. Las explicaciones más tradicicionales de la MTC atribuyen a la acupuntura una liberación de flujo del Qi y un aumento en la circulación de sangre que en estos procesos se encuentra estancada. La cubierta muscular de la articulación nos permite postular otros mecanismos de acción locales como demuestran algunos trabajos. Se ha probado que el área de puntura y las regiones cercanas sufren un aumento de volumen de vascularización y las mediciones realizadas con espectrofotometría infrarroja demuestran un aumento de la oxi- Hb y la t-Hb. Estos datos demuestran una aumento de la vascularización local y de la concentración de oxígeno en la región local del área punturada si la comparamos con zonas distantes (4).

La Medicina Tradicional China

La MTC se viene utilizando desde hace más de 4000 años. El enfoque holístico en sus planteamientos valora los equilibrios entre las fuerzas del Yin y el Yang. El conocimiento profundo de la fisiopatología de los órganos y aparatos junto con una interpretación de relaciones energéticas entre los órganos (zang-fu), ha dado lugar a un denso cuerpo de conocimiento teórico que interpretado adecuadamente permite distinguir síndromes y enfermedades. Utilizando las teoría de los cinco movimientos (madera-fuego-tierra-metal-agua) interpreta la realidad orgánica y sus relaciones de generación y de control. El cuerpo está recorrido e interconectado por una densa red de meridianos energéticos que conectan unos órganos con otros y por donde circula la energía de acuerdo a unos ritmos circadianos determinados. Dicha energía se exterioriza y puede ser controlada a través de los puntos de acupuntura. La acupuntura es una técnica compleja que ya es aceptada en muchos entornos de Occidente como una alternativa útil para ciertas enfermedades, incluso la OMS recomendó su uso en 1979 para cuarenta y tres enfermedades. La acupuntura puede ser utilizada en un entorno de diagnóstico basado en la MTC o ser utilizada sobre diagnósticos occidentales con protocolos determinados para cada enfermedad. Son cada vez más frecuentes los estudios que utilizando la acupuntura se ajustan a los estándares de las publicaciones de la medina occidental.

El enfoque de la Medicina Tradicional China

El tratamiento del hombro lesionado en la MTC utiliza la acupuntura para eliminar los factores patógenos directamente de la articulación (viento, frío, humedad y calor). La fitoterapia, como parte importante de la MTC, se basa más en el tipo de síndrome (viento, frio, humedad, calor) y en la dolencia subyacente (deficiencia de Qi de sangre, flema, estasis de sangre, deficiencia de hígado-riñón). Este segundo enfoque de tratamiento puede añadirse también al tratamiento local de la patología del hombro con acupuntura. El tratamiento de la patología dolorosa del hombro se basa en el tratamiento local del dolor (guiado por la topografía de los meridianos locales afectados) y en segundo lugar en el tratamiento sindrómico de la etiología de la enfermedad (lesión de los zang-fu por los agentes patógenos).

La MTC enfoca el dolor de hombro desde dos ópticas:

El dolor de hombro como un síndrome Bi

Las patologías que aparecen como consecuencia de una obstrucción de sangre o Qi causadas por un patógeno externo. La mayoría de las afectaciones dolorosas del hombro pertenecen a esta categoría y afectan al meridiano tendinomuscular correspondiente a la zona del meridiano de acupuntura afectado. La clínica está dominada por el dolor, la pesadez y el entumecimiento. Las enfermedades típicas serían artritis reumatoide, neuropatías,…Los factores patógenos externos causantes /frío, viento y humedad) provocan una enfermedad superficial afectándose la superficie corporal y los canales, no afectando inicialmente a los órganos (zang-fu). Cuando se cronifican y profundizan dan lugar a síndromes Wei provocando atrofias y parálisis. Dependiendo de las estructura que afecta pueden ser según la localización:

• Bi tendinosos • Bi musculares

• Bi articular (se expondrá más adelante para la articulación del hombro)

• Bi de piel • Bi óseo • Bi de los órganos: afectación orgánica de las enfermedades

reumáticas. Los síndromes Bi según la etiología pueden ser:

• S. Bi Doloroso (Tong Bi): el frio es el factor patógeno. • S. Bi Móvil (Xing Bi): el viento es el factor patógeno. • S. Bi Adherente o turbio (Zhuo Bi): la humedad es el factor • patógeno. • Naturaleza adherente: por factores endógenos. • Por fuego de plétora o Fuego por insuficiencia de Yin: Artritis reumatoide.

El dolor de hombro como una alteración de los zang-fu

El dolor en los meridianos que pasan por el hombro puede ser debido a una alteración del zang-fu correspondiente al meridiano. El tratamiento en este caso se realizará tratando el órgano afectado en base al meridiano que duele.

En general las patologías agudas y subagudas (menos de 6 meses) se punturan en el lado contralateral (más de 6 meses).

Los meridianos principales en el hombro

Los meridianos que tienen trayectos que pasan por el hombro o en su cercanía son:

Meridiano de Pulmón. Meridiano de Intestino Delgado Meridiano de Triple Recalentador Meridiano de Intestino Grueso

Los meridianos tendinomusculares en el hombro

Meridiano Tendinomuscular de Pulmón. Meridiano Tendinomuscular de Intestino Delgado Meridiano Tendinomuscular de Triple Recalentador Meridiano Tendinomuscular de Intestino Grueso

Etiología

Frío

El frío externo y la humedad pueden afectar a los meridianos que discurren por el hombro produciendo dolor y rigidez secundarios a la contracción de músculos y tendones. Este frío provocará un estancamiento del Qi en los meridianos que si no se elimina podría cronificarse. De este modo se predisponen a estos meridianos a ser todavía más lesionados por el frío.

Sobrecarga mecánica

El trabajo excesivo de una unidad músculo tendinosa conducirá al estancamiento del Qi local en el hombro.

Traumatismos

Los traumatismos menores provocarán estancamiento local del Qi, y los más graves, estancamiento de sangre. Traumatismos antiguos predisponen al hombro a ser atacado por el frío.

Patología de la Vesícula Biliar

La patología de la Vesícula Biliar (Calor Humedad) puede ser el origen del problema que de forma secundaria afecten a Intestino delgado, alterando ambos meridianos y produciendo dolor a su paso por el hombro.

Patología de Intestino Grueso

También puede estar afectado, en un número reducido de casos, el meridiano de Intestino Grueso y puede dar dolor en el hombro como manifestación externa.

Tratamiento Agudo

Macciocia recomienda una combinación de puntos locales (seleccionados según el meridiano afectado) y de puntos distales.

Algunos autores señalan que la manipulación intensa de los Puntos Distales es la base del tratamiento, con objeto de eliminar la obstrucción en el meridiano afectado. Después de estos se utilizarán los puntos locales. El punto distal más importante es E-38 (Tiaoku). Se debe realizar puntura homolateral y a la vez que se manipula, el paciente o un ayudante deben mover con suavidad el hombro afectado. La selección de puntos distales recomendada será:

E 38 Tiaokou

V 58 Feiyang

VB 34 Yanglingquan

Si el área de dolor corresponde al meridiano de ID el punto distal a utilizar será V58 Feiyang también con técnica de manipulación vigorosa.

Posteriormente se realizará la selección de puntos locales dependiendo la región de dolor afectada buscando los puntos locales dolorosos (puntos Ashi). La región afectada vendrá determinada por la aparición de dolor en los siguientes movimientos:

– Dolor con la ADD a 90o (tocarse el hombro contralateral): Tendrá afectado el canal de Pulmón.

– Dolor con la ABD: Tendrá afectado el meridiano de Intestino Grueso. – Dolor en ADD en Rotación Interna: Tocarse la escápula contralateral:

Tendrá afectado el meridiano de Intestino Delgado.

Los datos obtenidos de esta exploración junto con los puntos locales nos darán una buena aproximación para localizar el meridiano afectado. Este paso diagnóstico es básico para la obtención de buenos resultados.

La recomendación de puntos locales según el meridiano afectado es la siguiente:

Intestino Grueso

IG 15 Jianyu

IG 14 Binao

Intestino Delgado

ID9 Jianzhen

ID10 Naoshu

ID 11 Tianzong

ID 12 Bingfeng

ID 13 Quyuan

ID 14 Jianwaishu

ID 15 Jianzhongshu

Triple Recalentador

TR 14 Jianliao

TR 13 NAohui

TR 15 Tianliao

Vesícula Biliar

VB 21 Jianjing

Pulmón

P 2 Yunmen

Corazón

C1 Jiquan

Un punto extra local es Jianneiling, situado a medio camino entre la articulación acromioclavicular y el pliegue axilar anterior. Punto especialmente útil cuando el dolor está en la cara anterior del hombro.

En todos estos puntos puede utilizarse aguja caliente, ya que la etiología suele ser una combinación de frío- humedad- viento, con predominio de frío.

La elección de los puntos locales, según este autor, también vendrá determinada por algunas consideraciones referidas a la anatomía tradicional del hombro. Es beneficioso añadir moxa a la aguja en estos puntos. Tendremos en cuenta las dos articulaciones que encontramos en la cintura escapular:

– Articulación glenohumeral: Es la que con más frecuencia se afecta y en ella se produce toda la movilidad del hombro. Por tanto serán de importancia el tratamiento de la musculatura motora de dicha movilidad. El tratamiento de los puntos situados sobre los vientres musculares situados a nivel escapular es de suma importancia. Como ID 10 Naoshu, ID 11 Tinagzong, ID 12 Bingfeng, ID 13 Quyann y TR 15 Tianliao.

– Articulación Acromioclavicular: IG 15 Jianyu y TR 14 Jianliao.

Tratamiento Crónico

Para el tratamiento del dolor crónico de hombro se recomienda también una combinación de Puntos Distales y de Puntos Locales.

La elección de los puntos distales depende del meridiano afectado:

La elección de los puntos locales se realizará del mismo modo que en la patología aguda.

Intestino Grueso

IG 1 Shangyang

IG 4 Hegu

Pulmón

P 7 Lieque

Intestino Delgado

ID 3 Houxi

ID 1 Shaoze

Triple Recalentador

TR 1 Guanchong

TR 5 Walguan

Otras técnicas recomendadas por otros autores:

Jorge Vas (6) recomienda el uso de E38 aislado junto la fisioterapia una vez por semana. La aguja se debe dirigir en técnica transfixiante hacia V57 en una profundidad de 4,5 a 5 cm, realizando manipulación enérgica rotatoria cada 5 minutos y manteniendo la aguja durante 20 minutos.

Juan Guerra et al (7) incluye el uso de auriculoterapia en Shenmen, Punto del Hombro y Punto Maestro del hombro (según la cartografía francesa y china) intentando buscar los puntos más sensibles y utilizando semillas de Vaccaria. Incluye el uso de puntos locales ID15 y TR14; puntos distales E36, E38, VB34  Zhongping (punto extrameridiano localizado 1 cun por debajo de E36 equidistantes del peroné y la tibia). Incluye electroterapia en todos los puntos menos en los de estómago. Se añaden conos de moxa en las agujas (no especificando cuales) y si el dolor o precisa añade copas de presión negativa en el hombro afectado. Suelen comenzar para los puntos distales, en la pierna contralateral. Recomendado en casos agudos y crónicos.

Revisión de la literatura

La revisión de la literatura arroja un número moderado de publicaciones para una patología tan prevalente. Los datos metodológicos nos están descritos en todos los estudios con minuciosidad por lo que hacen que su reproducibilidad sea mala. El número de casos que incluye cada estudio está en el rango de muestras medias (entre 18 y 150 casos). Sólo siete estudios tenían un analizador de los resultados ciego y en sólo dos estudios el paciente desconocía el tratamiento que se le estaba proporcionando.

Por tratase de una técnica milenaria su uso ha sido amplio y poco constatado y publicado, hecho favorecido por el tipo de práctica de la MTC (habitualmente no realiza en instituciones universitarias o grupos de estudio con líneas de investigación estables) que es realizada en la intimidad de Consultas de Acupuntura aisladas con protocolos de trabajo dependientes del médico acupuntor y laxamente adheridas a protocolos nomalizados o Vías Clínicas que permitan comparar los resultados entre los diferentes profesionales. Existen muchas otras variables a considerar que hacen que las valoración de estos trabajos sea real. Todos los estudios de acupuntura se analizan a la luz de los criterios cientificistas de la Medicina Occidental, no valorando el enfoque radicalmente distinto del paciente que hace la MTC. Pongo en duda si los instrumentos de medida de la Medicina Occidental sirven para valorar la inmaterialidad de la MTC, aunque como premisa podríamos decir que sí al menos los resultados de su intervención sobre los pacientes.

En los trabajos encontramos una descripción incompleta de los procedimientos y protocolos, y muchos de ellos incluyen un grupo heterogéneo de pacientes si atendemos a la fisiopatología planteada por la Medicina Occidental. Es frecuente el error tipo II debida a muestra pequeñas en muchas publicaciones.

Muchos trabajos publicados sólo muestran resultados con acupuntura en ausencia de grupos control. Aunque desconocemos si la MTC se puede medir con los instrumentos de medición de resultados de la Medicina Occidental, grupos de estudio y práctica clínica en acupuntura publican sus hallazgos y resultados a la luz de estos supuestos. Incluso encontramos publicaciones con las recomendaciones necesarias para el análisis, planteamiento y publicación de resultados aptos para ser digeridos por el mundo médico occidental (8). Voces disidentes que provienen de la práctica de acupuntura aislada no encuentran sentido a esta marea comunicativa e insisten en hacer una práctica alejada y ajena a las corrientes cientificistas de pensamiento actual. Aunque la inmaterialidad de la MTC y su paradigma etiopatogénico sobre la enfermedad se alejen de la concepción occidental, encuentro deseable que al menos los resultados de sus tratamientos se puedan analizar con el rigor al que se someten otros tratamientos para que puedan ser avalados y recomendados por el colectivo médico.

Randomised clinical trial comparing the effects of acupuncture and a newly designed placebo needle in rotator cuff tendinitis. Kleinhenz J, Streitberger K, Windeler J, Gussbacher A, Mavridis G,Martin E Pain 1999, 83:235-241.(9)

Kleinhenz et al. Encontró mejores resultados comparando el tratamiento con acupuntura y con acupuntura placebo (agujas retráctiles) encontrando una mejoría significativa en la Escala de Constant.

Sun KO, Chan KC, Lo SL, Fong DYT. Acupuncture for frozen shoulder. Hong Kong Medical Journal 2001;7:381–91.(10)

Sun et al encontró diferencias significativas comparando un grupo de 13 pacientes tratados con acupuntura y rehabilitación con uno de 22 pacientes tratados sólo con rehabilitación, a favor de la acupuntura. En algunos de estos

estudios existe discusión en los puntos utilizados. El número de pacientes tratados es pequeño y hay un error tipo bias.

Acupuncture and arthroscopic acromioplasty. Gilbertson B, Wenner K, Russell LC J Orthop Res 2003, 21:752-758.(11)

El uso de la acupuntura se puede ampliar para el tratamiento postoperatorio del dolor tras la acromioplastia. Gilbertson et al encontraron buenos resultados disminuyendo la necesidad de analgésicos, mejorando la movilidad y la satisfacción del paciente. No describe los puntos utilizados por lo que el estudio es poco reproducible.

Acupuncture and rehabilitation of the painful shoulder: study protocol of an ongoing multicentre randomised controlled clinical trial Jorge Vas*†1, Emilio Perea-Milla*2, Camila Mendez*3.(12)

Adding single-point acupuncture to physiotherapy for painful shoulder improved function and reduced pain Ann Intern Med October 21, 2008 149:JC4-12. (13)

En un estudio realizado por Jorge Vas et al se propone un diseño de un estudio randomizado, ciego simple, multicéntrico para el tratamientos de la tendinitis del supraespinoso y al bursitis subacromial con más de tres meses de sintomatología, comparando la fisioterapia asociada a TENS y la acupuntura asociada a fisioterapia utilizando el punto E38. Recomiendan el uso de la técnica de Tiao-shan homolateral punturando E38 aislado junto la fisoterapia una vez por semana. La aguja de 7,5 cm se debe dirigir en técnica transfixiante hacia V57 en una profundidad de 4,5 a 5 cm, realizando manipulación enérgica rotatoria durante 1 minuto cada 5 minutos y manteniendo la aguja durante 20 minutos. La fisioterapia se aplicaba diariamente.

Los resultados se medirán con el rango de movilidad, Constant Shoulder Function Assessment (SFA) Scale, fuerza de abducción y actividades de la vida diaria a las 3 semanas, 3 meses y 6 meses. Se incluyeron 226 paciente en el grupo de acupuntura (70 puntos en la Escala de Constant) y 219 en el grupo control (65 puntos). El estudio es algo confuso en la exposición de los resultados y en la validez y significación de estos, auque establece un protocolo racional, sencillo y reproducible. Esta técnica es también citada en otro artículo previo (13). La publicación es sólo un propuesta de un estudio que se está llevando a cabo, pero no ofrece resultados.

Does Acupuncture Contribute to the Treatment of Chronic Shoulder Pain? AF Molsberger. ACUPUNCTURE IN MEDICINE 2002;20(2-3):121- 125.(14)

En un estudio sobre 427 pacientes con dolor crónico de hombro, Molsberger et al encontraron mejores resultados con el uso de acupuntura sobre acupuntura placebo inespecífica y sobre tratamiento convencionales conservadores. Documentación escasa. No descripción del método. Incompleto y poco reproducible.

Acupuncture for Soft Tissue Shoulder Disorders: A Series of 201 Cases. Juan Guerra et al. ACUPUNCTURE IN MEDICINE 2003;21(1-2):18- 22.(14)

En un estudio realizado por Juan Guerra et al se trataron 201 pacientes, encontrándose: 1 paciente (0.5%) sin mejoría, 12 (6%) mejoría simple, 68 (33.8%) importante mejoría, y 120 (59.7%) resolución clínica. La acupuntura y la moxibustión mejoraron la sintomatología, disminuyeron la duración de la enfermedad y produjeron una mejoría funcional que incluso se prolongaba en el plazo largo (10 años). Incluye el uso de auriculoterapia en Shenmen, Punto del Hombro y Punto Maestro del hombro (según la cartografía francesa y china)

intentando buscar los puntos más sensibles y utilizando semillas de Vaccaria. Incluye el uso de puntos locales ID15 y TR14; puntos distales E36, E38, VB34 y Zhongping (punto extrameridiano localizado 1 cun por debajo de E36 equidistantes del peroné y la tibia). Incluye electroterapia en todos los puntos menos en los de estómago. Se añaden conos de moxa en las agujas (no especificando cuales) y si el dolor o precisa añade copas de presión negativa en el hombro afectado. Suelen comenzar para, para los puntos distales, en la pierna contralateral. El 80% de los pacientes tratados era tendinitis del manguito de los rotadores.

Guerra de Hoyos JA et al. Acupuncture for shoulder pain. ACUPUNCTURE IN MEDICINE 2005;23(1):39-42.(15)

Es interesante distinguir el efecto placebo de la acupuntura, para saber si los efectos del tratamiento se deben a un adecuado uso de la técnica o a la influencia multifactorial (placebo) que puede suponer otro tipo de intervención sobre la evolución de la enfermedad. Así, Guerra de Hoyos et al realiza un estudio prospectivo aleatoriazado con casos control en 130 pacientes comparando la electroacupuntura y la acupuntura placebo. Se realizaron sesiones semanales durante 8 semanas en cada grupo y se revisaron a 3 y a 6 meses. Encontrándose una mejoría significativa en el grupo con electroacupuntura. Se utilizaron ID 15 y TR 14 homolateral y VB 34 y Zhonping (1 cun inferior a E 36) contralateral. Se aplicaron 5-10 Hz durante 15 minutos a la vez que el paciente movía el brazo durante los primeros minutos. Se trata de un estudio bien diseñado y con un tratamiento adecuado.

Hansen JA. A Comparative Study of two methods of acupuncture treatment for neck and shoulder pain. Acupunture in Medicine. November 1997 Vol t 5 No.2.(16)

El tiempo de duración en los tratamientos de acupuntura es de 20 minutos, algunos autores han intentado cuestionar estos tiempos estudiando pautas de puntura de menor duración. En este estudio se valora la posibilidad de mantenerse de alta laboral durante el tratamiento. Hansen JA et al compara el tratamiento del dolor en el cuello y/o en el hombro utilizando las mismas posiciones de puntura, en un grupo durante 20 minutos (15 pacientes) y en otro grupo 5 minutos (15 pacientes) con sesiones semanales durante 10 semanas al final de las cuales se evaluaron y también a los 6 meses con la escala VAS (disminuyó de 5 a 0,5). Se encontró una mejoría del dolor en ambos grupos en el corto y el largo plazo sin diferencia significativa entre las dos duraciones del tratamiento. Se incluyeron pacientes con dolor en cuello y/o hombro de más de 3 meses con movilidad completa del hombro y sin radiculopatía. Utilizaron VB20, VB21 e ID4 bilateral.

Aunque en los dos grupos se produce una disminución del VAS sin diferencias significativas, no se puede concluir que son tratamientos igualmente efectivos, ya que el VAS inicial de los dos grupos no era igual. Dos tercios de los pacientes siguieron con su actividad laboral durante el tratamiento.

Virginia Camp. Acupunture for shoulder pain. Acupunct Med 1986 3: 28- 32.(17)

En un artículo de V. Camp, esta señala que la acupuntura tiene una eficacia similar a la de otros tratamientos para el dolor de hombro, no disminuyendo la duración de los síntomas y por tanto no constituye un atajo en la resolución de la enfermedad. El artículo es realmente de gran pobreza descriptiva, científica y expositiva. Su lectura carece de cualquier interés. Es inexacto, impreciso y poco fiable, e incluso con ciertos tintes moralistas. Más adecuado para una novela de tercera que para una comunicación científica.

Green S, Buchbinder R, Hetrick SE. Acupuncture for shoulder pain. Cochrane Database of Systematic Reviews 2005, Issue 2. Art. No.: CD005319. DOI: 10.1002/14651858.CD005319.(18)

Los trabajos incluidos en esta revisión sistemática de la literatura son:

Berry 1980 (19 y 20)

Berry H, Fernandes L, Bloom B, Clarke R, Hamilton E. [Clinical study comparing acupuncture, physiotherapy, injection and oral anti–inflammatory therapy in the shoulder]. Current Medical Research Opinion 1980;7:121–126.

Fernandes L, Berry H, Clark RJ, Bloom B, Hamilton EBD. [Clinical study comparing acupuncture, physiotherapy, injection and oral anti–inflammatory therapy in shoulder cuff legions]. Lancet 1980;1(8161):208–209.

Ceccherelli 2001 (21)

Ceccherelli F, Bordin M, Gagliardi G, Caravello M. Comparison between superficial and deep acupuncture in the treatment of the shoulder’s myofascial pain: A randomized and controlled study. Acupuncture and Electro- Therapeutics Research International Journal. 2001;26:229–238.

Dyson-Hudson 2001 (22)

Dyson-Hudson TA, Shiflett SC, Kirshblum CS, Bowen JE, Druin EL. Acupuncture and trager psychophysical integration in thetreatment of wheelchair user’s shoulder pain in invidividuals with spinal cord injury. Archives of Physical Medicine and Rehabilitation 2001;82:1038–1046.

Kleinhenz 1999 (23 y 24)

Kleinhenz J, Streitberger K, Windeler J, Gubbacher A, Mavridid G, Martin E. [Randomised clinical trial comparing the effects of acupuncture and a newly designed placebo needle in rotator cuff tendinitis].

Pain 1999;83(2):235–241.Streitberger K. [Evidence–based medicine am beispiel der akupunktur zur therapie von schulterschmerzen]. Dt Ztschr f Akup 2000:4–9.

Lin 1994 (25)

Lin ML, Huang CT, Lin JG, Tsai SK. A comparison between thepain relief effect of electroacupuncture, regional nerve block and electroacupuncture plus regional nerve block in frozen shoulder.Acta Anaesthesiologica Sinica 1994;32(4):237–42.

Moore 1976 (26)

Moore ME, Berk SN. [Acupuncture for chronic shoulder pain. Anexperimental study with attention to the role of placebo and hypnotic susceptibility]. Annals of Internal Medicine 1976;84(4):381–384.

Romoli 2000 (27)

Romoli M, van der Windt D, Giovanzana P, Masserano G, Vignali F, Quirico E, Giommi A. [International research project to devise a protocol to test the effectiveness of acupuncture on painful shoulder]. The Journal of Alternative and Complementary Medicine 2000;6(3):281–287.

Sun 2001 (28)

Sun KO, Chan KC, Lo SL, Fong DYT. Acupuncture for frozen shoulder. Hong Kong Medical Journal 2001;7:381–91.

Yuan 1995 (29)

Yuan DW. Bioholographic acupuncture therapy for 44 cases of scapulohumeral periarthritis. Shanghai Journal of Acupuncture and Moxibustion 1995;14(2):68.

Los intentos de revisión sistemática de estudios tienen el objeto de recolectar, valorar y combinar los resultados para obtener conclusiones. No es fácil encontrar meta-análisis ni revisión sistemática de estudios del tratamiento con acupuntura del hombro doloroso.

La Chocrane realiza una revisión de trabajos que utilizan acupuntura para el tratamiento del hombro doloroso (artrosis, rotura de espesor completo del manguito y hombro congelado). Se excluyen la patología inflamatoria y los dolores referidos. Se han revisado 9 estudios de variada calidad metodológica (Berry 1980; Ceccherelli 2001; Dyson-Hudson 2001; Kleinhenz 1999; Lin 1994;Moore 1976;Romoli 2000; Sun 2001; Yuan 1995).No se encuentran diferencias significativas en el corto plazo cuando se compara la acupuntura con el placebo, y esto puede deberse a los pocos casos que incluyen las series (error tipo II). La acupuntura mejora de forma significativa la puntuación en la Escala de Constant a las 4 semanas, y aunque también lo hace a los 4 meses, no es de relevancia clínica en este segundo supuesto.

Las patologías de hombro de los estudios incluidos para la revisión son: lesiones del manguito rotador (Berry 1980; Kleinhenz 1999), bursitis subacromial (Yuan 1995), capsulitis adhesiva (frozen shoulder) (Lin 1994; Sun 2001) y dolor mixto de hombro (Ceccherelli 2001; Dyson-Hudson 2001; Romoli 2000). De los 9 estudios, tres comparan acupuntura con placebo (Berry 1980; Kleinhenz 1999; Moore 1976); 5 de los estudios comparan la acupuntura con otros tratamientos: 1 compara con ultrasonidos y con inyección corticoidea (Berry 1980); 1 con bloqueos nerviosos (Lin 1994); 1 con movilizaciones del hombro (Romoli 2000); 1 con fisioterapia (Sun 2001) y 1 con terapia Trager (Dyson-Hudson 2001). Dos estudios comparan diferentes tipos de profundidad en la puntura o enenfoques diagnósticos según la MTC (Ceccherelli 2001, Yuan 1995). En un estudio se utiliza electroacupuntura (Batra 1985) y en otro moxibustion (Berry 1980).

La mayoría de los estudios realizan sesiones de 20-30 minutos 2-3 veces en semana durante 3- 6 semanas con un total de sesiones de entre 8 y 12 sesiones. Solo en el caso de Moore se realizan sesiones semanales durante tres semanas y en el caso de Yuan sesiones a días alternos durante 5 sesiones. Los resultados de esta extensa y pormenorizada revisión son los siguientes. El revisor de este estudio de La Chocrane señala la pobreza metodológica de los trabajos revisados, la ausencia de ensayos aleatorizados y los pequeños tamaños muestrales que se han revisado.

Comparación de Acupuntura con Placebo (Berry 1980; Kleinhenz 1999; Moore 1976): Se comparaba basado en el criterio del paciente o en la no necesidad de terapia con esteroides infiltrados. No se encontraron diferencias significativas en la valoración del éxito, en la movilidad, ni en la reducción del dolor entre el placebo y la acupuntura. En un estudio se encontraron diferencias significativas a favor de la acupuntura (dolor y movilidad) en el plazo de 3 meses pero no más allá (diferencia no significativa). No se encontraron efectos adversos de la acupuntura comparada con el placebo.

Acupuntura comparada con infiltración de corticoides (Berry 1980): no diferencia significativa

Acupuntura comparada con ultrasonidos: No diferencias significativas. Electroacupuntura comparada con bloqueo del ganglio estrellado: Ligera

diferencia significativa a favor del bloqueo nervioso (dolor y movilidad).

Fisioterapia aislada comparada con fisioterapia con acupuntura: Mejores resultados en el grupo de la acupuntura para el tratamiento de la capsulitas adhesiva en cuanto a dolor y movilidad.

Acupuntura superficial vs profunda: Resultados mejores en la acupuntura profunda en el corto y medio plazo.

Jing luo vs MTC: La puntura de puntos según la técnica de Ping Luo mejora los resultados frente a los puntos derivados del planteamiento de la MTC.

Dada la limitada evidencia de los trabajos realizados y valorados en esta revisión bibliográfica de La Chocrane poco se puede decir a favor o en contra de la acupuntura para el tratamiento de la patología del hombro.

El hombro congelado

La capsulitis adhesiva (hombro congelado) es una patología que merece una consideración a parte. Se trata de un patología donde los condicionantes mecánicos tienen poco peso en su desarrollo y es ante todo un transtorno funcional de la articulación glenohumeral. La etiopatogenia para la Medicina Occidental es desconocida aunque si se describen datos de evolución y hechos relacionados con su aparición. Se trata de una enfermedad cuyo origen está en la capa subsinovial.

Conviene recordar algunos datos sobre esta complicación que dar lugar a dolor y limitación de la movilidad del hombro. Es una patología de predominio unilateral, más frecuentes en mujeres de más de 50 años y que suele tener algún antecedente traumático en la historia. Da lugar a la aparición de dolor y limitación de la movilidad activa y pasiva con agravamiento de los síntomas durante la noche.

En su etiología encontramos diferente antecedentes: trauma (traumatismos de diversa energía, sobreesfuerzos,…); patología discal cervical; desequilibrios emocionales (estrés, depresión, ansiedad,…); fenómenos inflamatorios, infección,… Como factores predisponentes encontramos: patología del manguito rotador o del TLB, inmovilizaciones prolongadas, NAV de la cabeza humeral, artrosis glenohumeral, diabetes mellitus, disfunción tiroidea, esclerodermia, síndrome del dolor regional complejo tipo II,…

La evolución que pude durar hasta 2 años pasa por tres fases. Fase de congelamiento: progresiva aparición de dolor y limitación de la movilidad. Fase de hombro congelado: caracterizado por limitación fija de la movilidad libre de dolor. Fase de resolución: mejoría de la movilidad paulatina total o incompleta.

En la RM podemos encontrar un engrosamiento capsulo-sinovial de más de 4 mm y obliteración del receso axilar. Se detecta una disminución de la temperatura del hombro con termografía. El tratamiento de la capsulitis adhesiva en la Medicina Occidental se basa en la administración de antinflamatorios, infiltraciones articulares y subacromiales de corticoides y anestésico y el uso de la cirugía si no se encuentra mejoría a partir del tercer o cuarto mes. Los mejores resultados quirúrgicos los encontramos tras la movilización bajo anestesia general y la artrolisis artroscópica para los casos más graves (técnica de elección frente a la cirugía abierta). Los pacientes tratados de forma conservadora que se dejan evolucionar más allá de los dos años presentan secuelas en muchas ocasiones, con un 50-60% de secuelas dolorosas de intensidad variada y rigidez.

Para la MTC la capsulitis adhesiva es un Síndrome Bi caracterizado por una obstrucción o interferencia de sangre y de qi secundario a una invasión de viento, frío o humedad en los canales de acupuntura locales. Distigue 4 tipos de síndrome Bi:

– Bi errante: Debido a una invasión de frío externo o interno (secundario a un déficit de Qi o sangre). Tiene dolor migratorio articular y rigidez. Sobre todo por frío externo. Lengua fina con saburra blanca pegajosa. Pulso superficial y rápido. Empeora con el clima ventoso.

– Bi doloroso: predomina el frío, mejora con el calos. Tiene un dolor punzante y rigidez. Lengua con saburra blanca y pulso tenso y profundo.

– Bi húmedo: Predomina la humedad. Asocia un dolor moderado, rigidez y disestesias en los tejidos periarticulares. Lengua con saburra amarilla y pulso rodante y rápido.

– Bi febril: Predomina el calor o el viento, frío y humedad se han transformado en calor. Asocia dolor asociado a clínica inflamatoria local. Lengua seca con saburra amarilla. Pulso rápido rodante.

El abordaje de la MTC consiste en la dispersión del viento, calor, frío o humedad eliminando la obstrucción en los meridianos y mejorando el flujo de Qi y de sangre, utilizando puntos locales Ashi para eliminar las contracturas de los músculos accesorios, puntos de los meridianos y puntos distales. Se utilizará manipulación vigorosa (120 rotaciones por minuto) o moderada en los puntos elegido, con una permanencia de las agujas de 30 minutos. Encontraremos mejoría después de la cuarta sesión y se debe abandonar la terapia si después de 6 sesiones no se han obtenido resultados. Se realizará puntura de:

– Puntos Ashi locales y de la musculatura accesoria del hombro. De esta manera mejoraremos el espasmo muscular asociado.

– Combinación de puntos locales y de puntos distales: se encuentran buenos resultados con mejoría del dolor en un 70% de los pacientes con la puntura de E38 y manipulación vigorosa en la primera sesión (30). Se recomienda añadir una combinación de puntos cuya eficacia mejorará con electroestimulación a 5 Hz durante 10-20 minutos

PUNTOS TRADICIONALES DE LA MTC PARA EL HOMBRO CONGELADO

Local Points

Gall bladder 21 (Jianjing) is located at the highest point of the shoulder, midway between GV.14 (Dazhui) and Ll.15 (Jianyu).

Large intestine 15 (Jianyyu) is located, with the armabducted, in the anterior depression on the lateral borderof the acromion process.

Large intestine 14 (Binao) is located on the lower border of the deltoid muscle on the line between LI.11 (Quchi) and LI.15 (Jianyu).

Triple energizer 14 (Jianliao) is located, with the arm abducted to a horizontal position, in the posterior depression of the origin of the deltoid muscle from the

• lateral border of the acromion. • Small intestine 9 (Jianzhen) is located one cun superior to • the highest point of the posterior axillary fold.

Distal points

• Large intestine 4 (Hegu) is located in the web between the abducted forefinger and the thumb at the highest point of the muscles of the back of the hand.

• Large intestine I 1 (Quchi) is located at the lateral end of the elbow crease when the elbow is semiflexed.

Stomach 38 (Tiaokou) is located 5 cun distal to ST.36 (Zusanli), or one finger’s breadth lateral to the enterior border of the tibia.

Gall B/adder 34 (Yanglingquan) is located in the depression anterior and inferior to the small head of the fibula.

La combinación de puntos más empleada es:

Algunos autores encuentran buenos resultados con la puntura de VB34 de forma aislada bilateral, encontrando mejoría a los 2 minutos.

– Auriculopuntura de los puntos sensibles del pabellón auricular. La combinación de la auriculopuntura y la combinación de puntos en los meridianos obtiene mejores resultados: punto del hombro, punto de la clavícula, Shenmen y punto adrenal.

E38

IG 1

IG15

VB21

ID9

– Se deben acompañar de fisioterapia (movimientos pendulares, levantamiento y pasivos asistidos con toalla).

Ekelund AL, Rydell H. Combination treatment for adhesive capsulitis of the shoulder. Clinical Orthopaedics 1992; 282: 105- 9.(31)

Ekelund et al encontraron muy buenos resultados con la acupuntura en el hombro congelado (19) en una serie de 23 pacientes con una mejoría en el 91% en 4 semanas, del total, un 83% recuperaron de forma casi completa la movilidad.

Tukmachi ES. Frozen shoulder: a comparision of westerns and traditional Chinese approaches and a clinical study of its acupuncture treatment. Acupuncture in Medicine. June 1999. Vol 17 (1).(32)

Tukmachi et al realizaron un tratamiento de acupuntura sobre 31 pacientes con hombro congelado en los que otras terapias no habían sido efectivas. Encontraron mejoría en el 74% (24 pacientes). Aunque el número de pacientes no es suficientemente grande como para estratificar los resultados, se observa un mejor rendimiento del tratamiento en los casos idiopáticos y artríticos, y peor en los post-traumáticos. Parece haber una tendencia en el paciente a ser respondedor al tratamiento detectable desde las primeras sesiones, no encontrándose diferencias significativas entre 4 o 15 sesiones en los resultado, es decir, cuando responden, lo hacen desde las primeras sesiones.

Ko Sun et al. Acupuncture for frozen shoulder. HKMJ Vol 7 No 4 December 2001(10)

Ko Sun presenta un ensayo aleatorizado con casos control. Se distribuyeron 35 pacientes en un grupo con fisioterapia y en otro grupo que añadía acupuntura con tratamiento durante 6 semanas. Encontrando una mejoría en la Escala de Constant del 40% para el grupo con fisioterapia aislada y de un 77% para el grupo que añadía acupuntura. Estos resultados se mantuvieron a las 20 semanas. La acupuntura se administraba dos veces por semana durante 6 semanas. Utilizan la puntura contralateral al hombro de Zhongping (situado en el meridiano de estómago a 1 cun por debajo de E36 y a 2 cun por encima de E37, algo lateralizado, justo en la parte medial del peroné) durante 20 minutos con una aguja de 7 cm a una profundidad media de 6,5 cm con 3 manipulaciones enérgicas de un minuto de duración en este periodo de tiempo. Se trata de un estudio aleatorizado ciego simple con un tamaño muestral suficiente para cada grupo. No utilizó acupuntura sham para comparar como recomiendan en otros estudios, por lo que el efecto placebo posible de la puntura no es eliminado. Se deben realizar movimientos asistidos en el hombro durante el tiempo de la puntura para que su acción sea sinérgica y máxima. La puntura de este punto está en relación con la mejora en la circulación del Qi en los meridianos del hombro que se ve todavía algo mejorada por la movilización del brazo durante la sesión.

Mi protocolo en el hombro doloroso

A pesar de los resultados en la literatura con puntos aislados para cualquiera de la pléyade de patologías del hombro, me resulta complicado entender el razonamiento para la aplicación de dichos puntos.

Propongo este sencillo protocolo que incluye exploración y tratamiento dependiendo del meridiano lesionado.

1.- Valoración del meridiano doloroso – La palpación de los distintos meridianos en el hombro nos permitirán

determinar cuál es el más doloroso (P, IG, ID, o TR). – La movilidad será dolorosa dependiendo del meridiano afectado:

.. Dolor con la antepulsión: Meridiano de IG. .. Dolor con el cruzamiento: Meridiano de P. .. Dolor con la retropulsión y la rotación interna: Meridiano de ID. .. Dolor con la abducción lateral: Meridiano de TR.

2.- En el primer momento el dolor del hombro lo consideraremos un Síndrome Bi y consideraremos que será el meridiano tendinomuscular el alterado. Valoraremos si el dolor es de:

– Plenitud: aumento del dolor a la presión. Frecuente en los casos agudos.

– Vacío: alivio del dolor con la presión. Frecuente en los casos crónicos.

3.- Actuaremos sobre el Meridiano Principal asociado al tendinomusculoso que hemos considerado como responsable del dolor.

Teniendo en cuenta que en el caso de: –Plenitud: Si el meridiano tendinomuscular está en plenitud, el Meridiano Principal (MP) profundo a este estará en vacío, por lo que se tendrá que estimularse. Los puntos de acupuntura a punturar serán:

• Punto Ting del Meridiano Tendino muscular afectado. • Punto Ashi (dispersión). Corresponderán a uno o varios puntos locales. • Punto de Tonificación del Meridiano Principal (tonificación) que está en

la profundidad del Meridiano Tendino muscular (MTM) afectado. • Punto de Reunión: seleccionar el correspondiente al MP afectado.

Los puntos de Reunión de los MTM son:

Se puede añadir 20DM, punto en el que se reúnen todos MTM.

• Punto Distal: es un punto correspondiente al mismo plano energético del MP que esté en los MMII, en el caso del hombro que está en el miembro superior.  Normalmente utilizaremos meridianos de la misma polaridad, especialmente los meridianos Yang.

o Plano Taiyang (ID-V): cuando está afectado el meridiano de ID utilizaremos el 36V.

o Plano Shao Yang (TR-VB): cuando está afectado el meridiano de TR utilizaremos el 31VB.

o Plano Yang Ming (IG-E): cuando está afectado el meridiano de IG utilizaremos el 31E

La elección de los puntos distales debe realizarse también, basándose en el área implicada. Con respecto la hombro los puntos a seleccionar serían: 5TR, 4IG, 7P, 1TR, 1IG, 38V, 57V.

En las patologías agudas es conveniente añadir el punto Xi hendidura.

Vacío: Si el meridiano tendinomuscular está en vacío, el Meridiano Principal (MP) profundo a este estará en plenitud, por lo que se tendrá que estimularse. Los puntos de acupuntura a punturar serán:

• Punto Ting del Meridiano Tendino muscular afectado. • Punto Ashi (moxa o tonificación). Corresponderán a uno o varios puntos

locales. • Punto de Dispersión del Meridiano Principal (dispersar) que está en la

profundidad del Meridiano Tendino muscular (MTM) afectado. • Punto de Reunión: seleccionar el correspondiente al MP afectado.

Los puntos de Reunión de los MTM son:

Se puede añadir 20DM, punto en el que se reúnen todos MTM. • Punto Distal: es un punto correspondiente al mismo plano energético del MP que esté en los MMII, en el caso del hombro que está en el miembro

superior. Normalmente utilizaremos meridianos de la misma polaridad, especialmente los meridianos Yang.

o Plano Taiyang (ID-V): cuando está afectado el meridiano de ID utilizaremos el 36V.

o Plano Shao Yang (TR-VB): cuando está afectado el meridiano de TR utilizaremos el 31VB.

o Plano Yang Ming (IG-E): cuando está afectado el meridiano de IG utilizaremos el 31E

La elección de los puntos distales debe realizarse también, basándose en el área implicada. Con respecto la hombro los puntos a seleccionar serían: 5TR, 4IG, 7P, 1TR, 1IG, 38V, 57V..

En las patologías agudas es conveniente añadir el punto Xi hendidura.

Bibliografía

1. Physiotherapy interventions for shoulder pain. Green S, Buchbinder R, Hetrick S Cochrane Database Syst Rev 2003:CD004258.

2. Physiotherapyfor patients with soft tissue shoulder disorders: a systematic review of randomised clinical trials. van der Heijden GJ, van der Windt DA, de Winter AF BMJ 1997, 315:25-30.

3. How effective is acupuncture in the managementof pain? Lewith GT J R Coll Gen Pract 1984, 34:275-278.

4. Local increase in trapezius muscle oxygenation during and after Acupuncture . Masaki Ohkubo1,3. Dynamic Medicine 2009, 8:2 doi:10.1186/1476-5918-8-2.

5. Macoccia 6. Acupuncture and rehabilitation of the painful shoulder: study protocol of

an ongoing multicentre randomised controlled clinical trial Jorge Vas*†1,

Emilio Perea-Milla*2, Camila Mendez*3. 7. Guerra de Hoyos JA et al. Acupuncture for shoulder pain. ACUPUNCTURE IN MEDICINE 2005;23(1):39.

8. Randomized Controlled Trials of acupuncture (1997–2007): An Assessment of Reporting Quality with a CONSORT- and STRICTA- Based Instrument.Evidence-Based complementary and Alternative Medicine. Richard Hammerschlag et al. Volume 2011, Article ID 183910, 25 pages. doi:10.1155/2011/183910.

9. Randomised clinical trial comparing the effects of acupuncture and a newly designed placebo needle in rotator cuff tendinitis. Kleinhenz J, Streitberger K, Windeler J, Gussbacher A, Mavridis G,Martin E Pain 1999, 83:235-241.

10.Sun KO, Chan KC, Lo SL, Fong DYT. Acupuncture for frozen shoulder. Hong Kong Medical Journal 2001;7:381–91.

11.Acupuncture and arthroscopic acromioplasty. Gilbertson B, Wenner K, Russell LC J Orthop Res 2003, 21:752-758.

12.Acupuncture and rehabilitation of the painful shoulder: study protocol of an ongoing multicentre randomised controlled clinical trial Jorge Vas*†1, Emilio Perea-Milla*2, Camila Mendez*3.

13.Adding single-point acupuncture to physiotherapy for painful shoulder improved function and reduced pain Ann Intern Med October 21, 2008 149:JC4-12.

14.Does Acupuncture Contribute to the Treatment of Chronic Shoulder Pain? AF Molsberger. ACUPUNCTURE IN MEDICINE 2002;20(2-3):121- 125. Acupuncture for Soft Tissue Shoulder Disorders: A Series of 201 Cases.

15. Juan Guerra et al. ACUPUNCTURE IN MEDICINE 2003;21(1-2):18-22. Guerra de Hoyos JA et al. Acupuncture for shoulder pain. ACUPUNCTURE IN MEDICINE 2005;23(1):39-42.

16.Hansen JA. A Comparative Study of two methods of acupuncture treatment for neck and shoulder pain. Acupunture in Medicine. November 1997 Vol t 5 No.2.

17.Virginia Camp. Acupunture for shoulder pain. Acupunct Med 1986 3: 28- 32.

18.Green S, Buchbinder R, Hetrick SE. Acupuncture for shoulder pain. Cochrane Database of Systematic Reviews 2005, Issue 2. Art. No.: CD005319. DOI: 10.1002/14651858.CD005319.

19.Berry H, Fernandes L, Bloom B, Clarke R, Hamilton E. [Clinical study comparing acupuncture, physiotherapy, injection and oral anti– inflammatory therapy in the shoulder]. Current Medical Research Opinion 1980;7:121–126.

20.Fernandes L, Berry H, Clark RJ, Bloom B, Hamilton EBD. [Clinical study comparing acupuncture, physiotherapy, injection and oral anti– inflammatory therapy in shoulder cuff legions]. Lancet 1980;1(8161):208– 209.

21.Ceccherelli F, Bordin M, Gagliardi G, Caravello M. Comparison between superficial and deep acupuncture in the treatment of the shoulder’s myofascial pain: A randomized and controlled study. Acupuncture and

Electro-Therapeutics Research International Journal. 2001;26:229–238. 22.Dyson-Hudson TA, Shiflett SC, Kirshblum CS, Bowen JE, Druin EL. Acupuncture and trager psychophysical integration in thetreatment of wheelchair user’s shoulder pain in invidividuals with spinal cord injury.

Archives of Physical Medicine and Rehabilitation 2001;82:1038–1046. 23.Kleinhenz J, Streitberger K, Windeler J, Gubbacher A, Mavridid G, Martin E. [Randomised clinical trial comparing the effects of acupuncture and a

newly designed placebo needle in rotator cuff tendinitis]. 24.Pain 1999;83(2):235–241.Streitberger K. [Evidence–based medicine am beispiel der akupunktur zur therapie von schulterschmerzen]. Dt Ztschr f

Akup 2000:4–9. 25.Lin ML, Huang CT, Lin JG, Tsai SK. A comparison between thepain relief

effect of electroacupuncture, regional nerve block and electroacupuncture plus regional nerve block in frozen shoulder.Acta Anaesthesiologica Sinica 1994;32(4):237–42.

26.Moore ME, Berk SN. [Acupuncture for chronic shoulder pain. Anexperimental study with attention to the role of placebo and hypnotic susceptibility]. Annals of Internal Medicine 1976;84(4):381–384.

27.Romoli M, van der Windt D, Giovanzana P, Masserano G, Vignali F, Quirico E, Giommi A. [International research project to devise a protocol to test the effectiveness of acupuncture on painful shoulder]. The Journal of Alternative and Complementary Medicine 2000;6(3):281–287.

28.Sun KO, Chan KC, Lo SL, Fong DYT. Acupuncture for frozen shoulder. Hong Kong Medical Journal 2001;7:381–91.

29.Yuan DW. Bioholographic acupuncture therapy for 44 cases of scapulohumeral periarthritis. Shanghai Journal of Acupuncture and Moxibustion 1995;14(2):68.

30.Nguyen J. Relation between Tiaokou (ST 38) and mobility of the shoulder. 1988 Rev. Fr. Med. Tradit. Chin. 4 9 7 – 9.

31.Ekelund AL, Rydell H. Combination treatment for adhesive capsulitis of the shoulder. Clinical Orthopaedics 1992; 282: 105-9.

32.Tukmachi ES. Frozen shoulder: a comparision of westerns and traditional Chinese approaches and a clinical study of its acupuncture treatment. Acupuncture in Medicine. June 1999. Vol 17 (1).

4 comentarios

Archivado bajo Neurología, Reumatología, Traumatología

Estudio comparativo de la eficicacia de Acupuntura vs TENS en el tratamiento del hombro doloroso (Alejandro Alcina Navarro)

ALEJANDRO ALCINA NAVARRO

 

ÍNDICE

– INTRODUCCIÓN. – Hombro doloroso.

– Medicina tradicional china.

– Acupuntura y hombro doloroso. – OBJETIVO.

– MATERIAL Y MÉTODOS. -Grupos:

– Acupuntura.

– TENS. – Criterios de inclusión.

-Criterios de exclusión. -Materiales. -Variables a estudio.

– RESULTADOS -Acupuntura.

– TENS. -Comparativo. -Efectos adversos.

– CONCLUSIONES YDISCUSIÓN – BIBLIOGRAFÍA. – ANEXOS.

– Consentimiento informado. – Ficha acupuntura/TENS.

INTRODUCCIÓN

El hombro doloroso es uno de los problemas músculo-esqueléticos más frecuentes en el mundo, siendo una de las principales causas de consulta en atención primaria. La articulación del hombro es una de las más complejas del organismo, permitiendo una gran movilidad a expensas de cierta inestabilidad que favorece el desgaste y las luxaciones. El hombro permite al ser humano realizar tareas básicas como comer y asearse y estar en relación con el mundo que nos rodea. La aparición de dolor a nivel del hombro provoca una repercusión en el estado global de la salud del paciente, ya que se limitan nuestras actividades básicas de la vida diaria (ABVD) y se suele ver afectada la calidad del sueño. Los pacientes que presentan hombro doloroso tienen una puntuación menor en la escala SF-36 de calidad de vida (1). La presencia del hombro doloroso en la sociedad varía de unos países a otros, aunque con datos muy similares. La incidencia anual en Nueva Zelanda de dolor de hombro en atención primaria es de 14,7/1000 pacientes/año. En Australia aparece en el 1,2% de los pacientes que acuden al médico de atención primaria y es la tercera causa de dolor musculo-esquelético por detrás de la columna lumbar y cervical (2). En Holanda la incidencia es de 11,2/1000 pacientes/año. La prevalencia de las alteraciones del hombro varía entre 7-36% en la población general (3). La recurrencia es frecuente, un 25% de los pacientes han presentado algún episodio previo, y entre el 40 y el 50% presentan el dolor hasta 12 meses después (4).En otro estudio aproximadamente el 50% continúa con dolor a los 18 meses (5).

La prevalencia del hombro doloroso aumenta con la edad, encontrándose el pico de edad entre los 50-60 años (4) asociándose también a ciertas ocupaciones y deportes

Podemos dividir las causas del hombro doloroso en tres grandes grupos: – alteraciones del manguito rotador. – alteraciones de la articulación acromioclavicular. – alteraciones de la articulación glenohumeral.

El diagnóstico se realiza mediante la exploración clínica, en la que se evalúa el grado de movilidad del hombro (ROM), la funcionalidad del hombro, mediante maniobras específicas, que son más sensibles que específicas, siendo la evidencia escasa, débil y contradictoria (6) y mediante exploración radiológica, con el empleo de radiografía simple y sobre todo la ecografía y RMN. Ambas tienen una similar precisión para confirmar y descartar roturas completas del manguito, aunque la ecografía es más coste efectiva que la RMN para detectar roturas (7), (8).

El tratamiento principal consiste en la administración de analgésicos y antiinflamatorios, con evidencia moderada, cinesiterapia, electroterapia, con escasa evidencia, infiltración de corticoides, que son efectivos a corto plazo (9) y que tienen una eficacia similar o mayor que los AINEs, y en último lugar la cirugía, que se suele emplear cuando el tratamiento conservador ha fracasado.

MEDICINA TRADICIONAL CHINA

Desde principio de los años 70 del pasado siglo, se empezó a estudiar y utilizar de una manera generalizada en occidente las diversas técnicas que conforman la Medicina Tradicional China (MTC) (10). La acupuntura es una parte importante de la MTC y su historia se remonta entre 2000-4000 años. Se basa en una serie de principios básicos, yin-yang, los cinco elementos, los zang-fu, qi-xue, así como en una serie de técnicas de manipulación de las agujas. La acupuntura es una técnica segura, barata, y que en principio y si se siguen una serie de principios básicos y lógicos no tiene efectos secundarios. En el año 1979, la OMS tomó la decisión de recomendar el uso de la acupuntura en 43 enfermedades. Desde entonces las recomendaciones de uso han ido aumentando y cada vez se publican más estudios con los estándares científicos occidentales que demuestran la eficacia de la acupuntura, en patologías como las cefaleas y las ciatalgias. Recientemente la UNESCO ha declarado la acupuntura como bien inmaterial de la humanidad. Podemos realizar dos tipos de aproximaciones a la MTC, una, que sería un enfoque más ajustado a la MTC como tal, en el que realizaríamos los diagnósticos según los principios de la misma (anamnesis, exploración lengua y pulso) y otra forma, en la cual y a partir de diagnósticos de medicina occidental, implantar protocolos de tratamiento basados en técnicas de MTC como la acupuntura. La manera de tratar al paciente en el primer grupo entre un acupuntor y otro puede ser muy diferente debido a la gran diversidad de maneras de enfocar el diagnóstico y el tratamiento de la MTC.

ACUPUNTURA Y HOMBRO DOLOROSO

El tratamiento de las dolencias a nivel del hombro mediante acupuntura se puede enfocar de diversas maneras, siendo lo importante llegar a un tratamiento correcto que corrija el problema por el que acude el paciente.

En este estudio, se va a tratar el hombro doloroso como un síndrome bi, que es como la MTC suele catalogar al dolor de hombro. Por síndrome bi (11) entendemos todo el conjunto de patologías cuya causa común es la obstrucción de Sangre o de Qi por un Patógeno Exógeno. Los principales síntomas van a ser: dolor, entumecimiento, pesadez. Las enfermedades que normalmente causan estos síntomas son principalmente: artritis reumatoide, fiebre reumática, artritis reumática no reumatoide, neuralgias. A pesar de lo expuesto hasta aquí, no todos los pacientes con dolor tienen un síndrome bi. Se caracteriza por un ataque de los factores patógenos externos a la superficie del cuerpo y a los canales, no viéndose afectados los órganos y vísceras (zang-fu). Los factores patógenos que lo provocan son el viento, el frío y la humedad. Si no se tratan tienden a la cronicidad y evolucionan a Síndromes Wei (atrofias y parálisis), en las extremidades afectadas. Dentro de los síndromes bi, podemos hacer varias clasificaciones:

Según la clínica: – Bi tendinoso:

-Tendinitis aguda y crónicas.

-Pueden considerarse patologías canalares.

-Pueden estar implicados problemas de Hígado y Bazo. – Bi muscular.

-Fibrositis y fibromialgias. -Pueden considerarse patologías canalares. -Pueden estar implicados problemas del Bazo.

– Bi de la piel. -Parestesias, hormigueos e hipoestesias. -Suele estar relacionado con la humedad.

-Bi articular: -Por VIENTO: artralgias migratorias, empeoran con el viento, se acompañan a veces de escalofríos y fiebre. -Por FRÍO: Artralgias fijas muy dolorosas, acompañadas de dolor muscular. Sensación de frío. Se alivian con calor. -Por HUMEDAD: Artralgias fijas, rigidez matutina, empeoran con la humedad. A veces edemas no inflamatorios. Suele asociarse con calor. -Por CALOR: Producido por la transformación del frío. Signos inflamatorios en articulaciones. Se acompañan a veces de signos de humedad. ARTRITIS REUMATOIDE.

– Bi de los huesos. -Dolores artrósicos y óseos.

– Bi de los órganos -Afectaciones orgánicas en los procesos reumáticos.

Según la etiología:

– Síndrome Bi Doloroso (Tong Bi): el frio es el factor patógeno. – Síndrome Bi Móvil (Xing Bi): el viento es el factor patógeno. – Síndrome Bi Adherente o turbio (Zhuo Bi): la humedad es el factor patógeno. – Naturaleza adherente: por factores endógenos. – Por fuego de plétora o Fuego por insuficiencia de Yin: Artritis

reumatoide.

Una vez visto lo que son los síndromes bi, debemos saber cómo se lleva a cabo el tratamiento. Hay múltiples maneras de realizarlo, y a continuación vamos a ver un pequeño resumen de lo publicado en libros y en artículos.

– Los puntos más empleados para tratar la patología del hombro son los siguientes:

-15IG, 11IG, 6ID, 9ID, 38E, 57V, 14 SJ, 14IG, 4IG, 3ID, 7P, 5SJ, 5P.

-14ID, 3ID, 9ID, 4IG, 10 IG, 11IG, 14 IG 13 TR, 1C, puntos ashi. (13). -9ID, 3ID, 14V, 15TR, 14TR, 11IG, 15IG (14). -Punto extra Zhongping (15).

-El número de sesiones varía según los estudios: -1 sesión a días alternos durante 10 sesiones. (12) -1 sesión semanal durante 3 semanas (16). -2 sesiones a la semana durante 6 semanas. (15). -2 sesiones por semana durante 5 semanas (14). -3 semanas una vez por semana (17). -2 sesiones por semana (18).

-El tiempo de cada sesión según los diferentes estudios:

-15-20 minutos de punción (12).

-20 minutos y manipulación de la aguja durante 1 minuto cada 5 minutos y el paciente realiza flexión y abducción del hombro al mismo tiempo (16).

-20 minutos y se estimulaba el punto cada 5 minutos durante 1 minuto y a la vez se movilizaba el hombro por parte del paciente. (15).

– 20 minutos y se estimula la aguja cada 5 minutos durante 30 segundos (14).

– Tiempo de evolución de la afectación: 7

– si el proceso es agudo (<6 meses) se puntura en lado contralateral, si es crónico (>6 meses) en homolateral. (12).

– hombro homolateral (19). -Para la valoración de los resultados se emplean las siguientes escalas:

– EVA, escala de Constant y valoración del rango articular y las maniobras exploratorias (14, 16, 17, 18, 20)

OBJETIVO

Comparar la eficacia del tratamiento del hombro doloroso con acupuntura respecto al empleo de TENS analgésicos.

MATERIAL Y MÉTODOS

Se trata de un estudio prospectivo comparativo entre dos grupos. En el primer grupo se emplea únicamente cómo tratamiento la acupuntura y en el segundo el TENS analgésico. La asignación a cada grupo es voluntaria por parte del paciente, ofreciéndosele la posibilidad de escoger el tratamiento que desee.

GRUPOS

– Grupo acupuntura: Se realiza 1 sesión/semana, durante 3 semanas, con una duración por sesión de 20 minutos. El protocolo de puntura se hace según el principio del síndrome bi, aplicándose un punto local, un punto distal y el punto ting relacionado más cercano. Los pacientes son reevaluados a las dos semanas de la última sesión. Según la localización del dolor los puntos a punturar son los siguientes:

– Dolor a la flexión hombro: 15 IG + 38E + 1IG. 􏰀 15IG Tsien Iu

◦ debajo del borde inferior del acromion. Depresión anterior que se forma al abducir a 90o.

◦ expulsión del viento: omalgias, rigideces y contracturas. 8

􏰀 1IG Chang Yang ◦ en ángulo radial de la uña del 2odedo. ◦ punto Ting.

􏰀 38E Tsiao Keou ◦ a 8 cun de maleolo externo y 1 cun lateral al borde de la tibia,

en centro de la pierna. ◦ dispersa el viento: omalgias.

– Dolor a la abducción y/o rotación externa: 14SJ + 34VB + 1SJ 􏰀 14SJ Tsiann Liou

◦ entre acromion y troquiter, en fosa posterior al abducir a 90o. ◦ dispersa el viento.

􏰀 1SJ Koang Tchong ◦ borde cubital ungueal del 4o dedo mano. ◦ punto Ting.

􏰀 34VB Yang Ling Tsiuann

◦ pequeña depresión por encima de la cabeza del peroné.

◦ punto He.

◦ se emplea en patología tendinomuscular, para la firmeza del aparato locomotor

-Dolor a la rotación interna: 10 ID + 58V + 1ID 􏰀 10ID Tienn Tching.

◦ se encuentra en el centro de la fosa infraespinosa

􏰀 1ID Chao Tche ◦ se encuentra 0 ́5 cun proximal al ángulo de la uña. ◦ punto Ting

􏰀 58V Fei Yang. ◦ a 7 cun del 60V, en borde cara dorsal gastrocnemio lateral a 1

cun línea media. ◦ punto LUO. ◦ expulsa el viento, útil en contracturas musculares.

-Dolor a la aducción: 1P + 3ID + 11P 􏰀 1P Tchong Fou.

◦ a 6 cun de la línea media intercostal y 1 cun por debajo de la clavícula

◦ punto Mu ventral del pulmón. ◦ se emplea como analgésico.

􏰀 11P Chao Chang. ◦ ángulo radial de la uña del 1er dedo. ◦ punto Ting.

􏰀 3ID: Chiao Ki. ◦ a la altura de la cabeza del 5o MTC, en la frontera entre carne

roja y blanca en pliegue que se forma al cerrar el puño.

◦ punto Shu.

◦ abre DM.

◦ dispersa viento calor y es relajante muscular. Empleado en omalgias.

– Grupo TENS analgésicos: los pacientes reciben 1 sesión/día, durante 3 semanas. La duración del tratamiento fue de 20 minutos, con una frecuencia entre 50-250 Hz, con un impulso de entre 150-200 microsegundos y una intensidad según tolerancia del paciente. Los pacientes son reevaluados a las dos semanas de la última sesión. El aparato empleado es el EV 803 M de Medical Device.

CRITERIOS DE INCLUSIÓN Son los siguientes:

– Pacientes > 18 años. – Hombro doloroso:

o síndrome subacromial. o rotura tendinosa. o tendinopatías calcificantes. o hombro congelado.

– Rango articular funcional. – Firma de consentimiento informado de acupuntura. – Afectación unilateral.

CRITERIOS DE EXCLUSIÓN

Son los siguientes: Paciente <18 años. Cirugía. Luxaciones. Fracturas. Linfedema. No firma de consentimiento informado.

MATERIAL 􏰀 Agujas de acupuntura Ener-Qi 0.26x40mms y 0.26x25mms. 􏰀 TENS EV 803 M de Medical Device. 􏰀 Clorhexidina. 􏰀 Algodón. 􏰀 Camilla. 􏰀 Cubo desecho agujas.

VARIABLES A ESTUDIO:

􏰀 Dolor: medido mediante la escala visual analgésica (EVA).

􏰀 Rango articular: valorado mediante el empleo de goniómetro por personal cualificado. Se establece mejoría si mejoran dos o más de dos de los rangos de movimiento, empeoramiento si empeoran más de dos rangos de movimiento e igual si mejoran menos de dos rangos de movimiento.

􏰀 Maniobras exploratorias: Se exploran los tendones del supraespinoso, maniobra de Jobe, infraespinoso, maniobra de Patte, subescapular, maniobra de Gerbert, biceps braquial, maniobra de Speed y la maniobra de Yochum. Se establece que el paciente ha mejorados cuando tres o mas de tres de las maniobras estan mejor, esta igual si mejoran menos de tres y esta peor si empeoran tres o mas detres de las maniobras.

􏰀 Escala funcional del hombro Constant: La escala de Constant es el sistema de valoración de la función del hombro más aceptada a nivel europeo y en ella se consideran los parámetros de dolor, actividades de la vida diaria, movilidad y fuerza. A cada uno de ellos se les adjudica una puntuación máxima de 25 puntos sobre un total de 100. A partir de esto se establecen cuatro categorías: excelente 100, bueno >85, regular 65-85, malo <65. (21).

􏰀 Edad y sexo. 􏰀 Patología y lateralidad.

RESULTADOS

Considero que es interesante analizar primeramente los datos obtenidos en los pacientes del grupo tratado mediante acupuntura para después realizar la comparación entre ambos grupos.

Paciente 1: Se trata de un paciente varón de 45 años que presentaba un síndrome subacromial izquierdo, apareciendo el mayor dolor cuando realizaba la aducción. El EVA inicial era de 4 y el final de 2. La escala de Constant inicial era de 78 y la final de 94. Su rango de movimiento permaneció sin variaciones y las maniobras sí mejoraron tras el tratamiento.

Paciente 2: Se trata de una paciente mujer de 41 años que presentaba una tendinopatía del supraespinoso derecho, apareciendo el mayor dolor cuando realizaba la flexión. El EVA inicial era de 7 y el final de 1. La escala de Constant inicial era de 62.5 y la final de 77.5. El balance articular no presentó cambios mientras que se obtuvo una mejoría en las maniobras.

Paciente 3: Se trata de una paciente mujer de 74 años que presentaba un síndrome subacromial izquierdo, apareciendo el mayor dolor cuando realizaba la abducción y la rotación externa. El EVA inicial era de 7 y el final de 7. La escala de Constant inicial era de 49y la final de 49. No hubo cambios en el balance articular ni en las maniobras.

Paciente 4: Se trata de una paciente mujer de 49 años que presentaba una tendinopatía del supraespinoso derecho, apareciendo el mayor dolor cuando realizaba la abducción y la rotación externa. El EVA inicial era de 7 y el final de 6. La escala de Constant inicial era de 67 y la final de 77. Repecto al balance articular no se encontraron cambios asi como en las maniobras exploratorias tampoco.

Paciente 5: Se trata de una paciente mujer de 45 años que presentaba una tendinopatía del supraespinoso derecho, apareciendo el mayor dolor cuando realizaba la abducción y la rotación externa. El EVA inicial era de 8 y el final de 5. La escala de Constant inicial era de 47 y la final de 65. Repecto al balance articular la paciente mejoró mientras que las maniobras no mostraron cambios.

Paciente 6: Se trata de una paciente mujer de 41 años que presentaba un síndrome subacromial izquierdo, apareciendo el mayor dolor cuando realizaba la abducción y rotación externa. El EVA inicial era de 9 y el final de 5. La escala de Constant inicial era de 56,27 y la final de 69. Tanto el balance articular como las maniobras mejoraron tras el tratamiento.

Paciente 7: Se trata de una paciente mujer de 61 años que presentaba una tendinopatía calcificante del hombro derecho apareciendo mayor dolor al realizar la flexión. El EVA inicial era de 9 y el final de 9. La escala de Constant inicial era de 64 y la final de 64. Tanto el balance articular como las maniobras no presentaron cambios tras el tratamiento.

Paciente 8: Se trata de una paciente mujer de 64 años que presentaba una tendinopatía calcificante del supraespinoso derecho, apareciendo el mayor dolor cuando realizaba la abducción y rotación externa. El EVA inicial era de 5 y el final de 0. La escala de Constant inicial era de 64 y la final de 71. Tanto el balance articular como las maniobras no presentaron cambios tras el tratamiento.

Los resultados globales del grupo tratado mediante acupuntura son los siguientes:

Sexo: el 87 ́5% eran mujeres y el 12 ́5% hombres. Edad: la edad media es de 52 ́5 años DS 11 ́48. Lateralidad: el 50% derechos y el 50% izquierdos.

Rango doloroso: el 75% presentaba dolor con la abducción y rotación externa. Un 12 ́5% presentaba dolor con la flexión y otro 12 ́5% con la aducción.

Patología basal: Presentaban síndrome subacromial el 50%, tendinopatía calcificante el 25%, y tendinopatía del supraespinoso el 25%.

EVA previo al tratamiento: 7 DS 2 ́75. EVA posterior al tratamiento: 4 ́37 DS 3 ́11. Escala de Constant previa al tratamiento: 61 ́25 DS 9 ́18. Escala de Constant posterior al tratamiento: 67 ́75 DS 12 ́52.

Rango de movilidad: el 75% de los pacientes estaban igual que antes del tratamiento mientras que el 25% presentaron mejoría.

Maniobras exploratorias: el 37 ́5% estaban mejor y el 62 ́5% estaban igual tras el tratamiento.

Resultados grupo TENS

Los Resultados obtenidos en el grupo tratado mediante TENS son los siguientes:

Sexo: el 75% eran mujeres y el 25% hombres. Edad: la edad media es de 56 ́12 años DS 12 ́77. Lateralidad: el 75% derechos y el 25% izquierdos.

Patología basal: Presentaban tendinopatía calcificante el 50%, síndrome subacromial el 37 ́5% y rotura del tendón del supraespinoso el 12 ́5%.

EVA previo al tratamiento: 7 ́25 DS 0 ́96. EVA posterior al tratamiento: 6 ́25 DS 1 ́47. Escala de Constant previa al tratamiento: 65 ́25 DS 10 ́69. Escala de Constant posterior al tratamiento: 68 ́87 DS 8 ́17.

Rango de movilidad: el 75% de los pacientes estaban igual que antes del tratamiento mientras que el 25% presentaron mejoría.

Maniobras exploratorias: todos los pacientes estaban igual antes y después del tratamiento.

Resultados comparativos acupuntura vs TENS:

– Sexo: el 87 ́5% eran mujeres y el 12 ́5% hombres en el grupo de acupuntura mientras que en el grupo de TENS el 75% eran mujeres y el 25% hombres.

Edad: la edad media es de 52 ́5 años DS 11 ́48 en el grupo acupuntura y en el grupo TENS la edad media es de 56 ́12 años DS 12 ́77.

Lateralidad: el 50% derechos y el 50% izquierdos en el grupo de acupuntura mientras que en el grupo de los TENS el 75% eran derechos y el 25% izquierdos.

Patología basal: de los pacientes tratados con acupuntura presentaban síndrome subacromial el 50%, tendinopatía calcificante el 25%, y tendinopatía del supraespinoso el 25%. Del grupo tratado con TENS presentaban tendinopatía calcificante el 50%, síndrome subacromial el 37 ́5% y rotura del tendón del supraespino el 12,5%.

EVA previo al tratamiento: los tratados mediante acupuntura presentaban una media de 7 DS 2 ́75 mientras que el grupo tratado con TENS presentaba una media de 7 ́25 DS 0 ́96.

EVA posterior al tratamiento: los tratados mediante acupuntura presentaban una media de 4 ́37 DS 3 ́11 mientras que el grupo tratado con TENS presentaba una media de 6 ́25 DS 1 ́47.

Escala de Constant previa al tratamiento: los tratados mediante acupuntura presentaban una media de 61 ́25 DS 9 ́18 mientras que el grupo tratado con TENS presentaba una media de 65 ́25 DS 10 ́69 .

Escala de Constant posterior al tratamiento: los tratados mediante acupuntura presentaban una media de 67 ́75 DS 12 ́52 mientras que el grupo tratado con TENS presentaba una media de 68 ́87 DS 8 ́17.

Rango de movilidad: el 75% de los pacientes estaban igual que antes del tratamiento mientras que el 25% presentaron mejoría en el grupo tratado mediante acupuntura, obteniéndose los mismos resultados en el grupo tratado mediante TENS .

Maniobras exploratorias: el 37 ́5% estaban mejor y el 62 ́5% estaban igual tras el tratamiento en el grupo tratado mediante acupuntura mientras que en el grupo tratado mediante TENS todos los pacientes estaban igual antes y después del tratamiento.

EFECTOS ADVERSOS/SECUNDARIOS

En el grupo de TENS ningún paciente refirió problema alguno mientras que en el grupo tratado con acupuntura, solo en una ocasión se produjo un hematoma en 15 IG.

CONCLUSIONES

Como hemos visto la acupuntura ha demostrado ser una técnica segura y eficaz en el tratamiento del hombro doloroso.

Los resultados comparados en edad, sexo, patología y lateralidad no establecen diferencias entre un grupo y otro. Respecto al grupo de acupuntura se ha conseguido una importante reducción del dolor en todos los casos menos en dos pacientes, siendo la disminución del dolor muy importante. Los dos casos en los que no se consiguió ninguna mejoría del dolor corresponden a dos pacientes mayores de 60 años (61 y 74 años) lo cual podría indicar que tal vez la gente mayor responde peor al tratamiento. Sin embargo otra de las pacientes mayores de 60 años (64 años) si presentó una importante reducción del dolor. Por lo tanto sería necesario un estudio con un mayor número de sujetos para poder establecer una conclusión acerca de si la edad influye en la respuesta a la acupuntura. Una vez comparados los dos grupos podemos decir que han mostrado más mejoría en el dolor aquellos que han sido tratados mediante acupuntura que los que lo han hecho mediante TENS, aunque para que estos resultados sean estadísticamente significativos sería necesario un mayor número de pacientes y mayor homogeneidad de las diversas causas de hombro doloroso.

La funcionalidad del hombro ha sido valorada mediante la escala de Constant. Los resultados de la valoración previa nos mostraban unos resultados que se catalogan como malos en el grupo de acupuntura (61 ́25 DS 9 ́18) y de regulares en el grupo tratado mediante TENS (65 ́25 DS 10 ́69). Tras el tratamiento, los tratados mediante acupuntura presentaban un resultado regular (67 ́75 DS 12 ́52) mientras que el grupo tratado con TENS se3guía presentado un resultado regular (68 ́87 DS 8 ́17). Es decir, en el grupo tratado mediante acupuntura hemos conseguido pasar de unos resultados funcionales malos a unos regulares tras el tratamiento.

Respecto a la movilidad del hombro se obtuvieron los mismos resultados en ambos grupos, mejorando el 25% estando el resto igual. Una explicación a estos resultados es que en todos los casos se trataba de hombros funcionales, es decir, aquellos que nos permiten realizar las ABVD, y en los que el principal problema era el dolor. Cabe reseñar que una de las pacientes de acupuntura que presentaba una importante limitación de la abducción (90o) tras las tres sesiones de tratamiento pasó a ser simétrica con la contralateral (150o)

Con respecto a las maniobras exploratorias no existen importantes diferencias entre ambos grupos, encontrándose mejoría de las mismas en tan solo el 37 ́5% de los pacientes tratados mediante acupuntura y no presentando cambios en los pacientes tratados mediante TENS. Estos resultados, sobre todo en el grupo de acupuntura, se pueden explicar por la manera que he tenido de cuantificarlos.

La seguridad del empleo de la acupuntura ha quedado demostrado, presentándose en tan solo una ocasión una complicación (hematoma en punto de puntura), que se resolvió en unos días tras la administración de frio local.

Los resultados de este estudio son demostrativos de la eficacia en la utilización de la acupuntura para el tratamiento del hombro doloroso, aunque presenta la limitación del tamaño muestral, por lo que sería conveniente ampliar el tamaño muestral del estudio para ver si obtenemos resultados estadísticamente significativos.

BIBLIOGRAFÍA

(1). Gartsman GM, Khan M, Hammerman SM. [Self assessment of general health status in patients with five common shoulder conditions]. Journal of Shoulder and Elbow Surgery 1998;7: 228–237.

(2). Bridges-Webb C, Britt D, Miles S, Neary A, Charles M. [Treatment in general practice in Australia]. Medical Journal of Australia 1992; Suppl S1-S56.

(3).Lundberg B. [The frozen shoulder]. Acta Orthopaedica Scandinavia 1969;Suppl 119.

(4).Andersson HI, Ejlertsson G, Leden I, Rosenberg C. [Chronic pain in a geographically defined general population: Studies of differences in age, gender, social class and pain localization]. The Clinical Journal of Pain 1993;9:174–182.

(5).Speed C. Shoulder pain. BMJ Clin Evid 2008;01:1107.

(6).Park HB et al. Diagnostic accuracy of clinical tests for the different degrees of subacromial impingement syndrome. J Bone Joint Surg Am 2005; 87:1146:55

(7).Kelly AM et al. Ultrasound compared with magnetic resonance imaging for the diagnosis of rotator cuff tears a critically appraised topic. Semin Roentgenol 2009 Jul; 44 (3): 196-200.

(8).Reilly P et al. Dead men and radiologist don ́t lie: A review of cadaveric and radiological studies of rotator cuff tear prevalence. Ann R Coll Surg Engl 2006 March; 88 (2): 116-121.

(9).Arral et al. corticosteroids injections for painful shoulder: a meta- analysis. Br J Gen Pract. 2005 Mar; 55 (512): 224-8.

(10).“Tratado de acupuntura”. Jose Luis Padilla. Recopilación: Ediciones en Lenguas Extranjeras (Xi Wenbu). Beijing. China. Editorial Alhambra.

(11). “Sindromes bi” Apuntes Dr. Díaz Daza. magíster en acupuntura y moxibustión Universidad Complutense Madrid. Enero 2012.

(12). “101 enfermedades tratadas con acupuntura y moxibustión”. Ediciones en Lenguas Extranjeras (Xi Wenbu). Beijing. China.

(13). “Acupuntura y tratamiento del dolor”. Leon Chaitow. Ediciones Bellaterra

(14).Ceccherelli F, Bordin M, Gagliardi G, Caravello M. Comparison between superficial and deep acupuncture in the treatment of the shoulder’s myofascial pain: A randomized and controlled study. Acupuncture and Electro-Therapeutics Research International Journal 2001;26:229–238

(15).KO Sun, KC Chan, SL Lo, DYT Fong. Acupuncture for frozen shoulder.HKMJ 2001;7:381-91.

(16). Jorge Vas et al. Acupuncture and rehabilitation of the painful shoulder: studyprotocol of an ongoing multicentre randomised controlled clinical trial [ISRCTN28687220]. BMC Complementary and Alternative Medicine 2005, 5:19 doi:10.1186/1472-6882-5-19.

(17).Moore ME, Berk SN. [Acupuncture for chronic shoulder pain. An experimental study with attention to the role of placebo and hypnotic susceptibility]. Annals of Internal Medicine 1976;84(4): 381–384.

(18).Kleinhenz J, Streitberger K, Windeler J, Gubbacher A, Mavridid G, Martin E. [Randomised clinical trial comparing the effects of acupuncture and a newly designed placebo needle in rotator cuff tendinitis]. Pain 1999;83(2):235–241.

(19).Romoli M, van der Windt D, Giovanzana P, Masserano G, Vignali F, Quirico E, Giommi A. [International research project to devise a protocol to test the effectiveness of acupuncture on painful shoulder]. The Journal of Alternative and Complementary Medicine 2000;6(3):281–287.

(20). Juan Guerra, Elena Bassas, Maria Andres, Francisco Verdugo, Maria Gonzalez. Acupuncture for Soft Tissue Shoulder Disorders: A Series of 201 Cases. ACUPUNCTURE IN MEDICINE 2003;21(1-2):18-22.

(21). Constant, Murley. A clinical method of functional assessment of the shoulder. Clin Orthop, 214: 160-164, 1987

1 comentario

Archivado bajo Reumatología, Traumatología

Técnicas que favorecen la conductividad del tejido conectivo (Begoña Delcllaux)

Dra. Begoña Delclaux

       Física y Filosofía                                                                                                                                                                               

Tto combinado pps

Hay cierta relación entre las ideas de la tradición filosófica

del Lejano Oriente y la sustancia filosófica de la teoría cuántica.”

(Werner Heisenberg).

“La física moderna nos lleva hacia una visión del mundo que es

muy similar a la de los místicos de muy diversas tradiciones.

Este paralelismo es particularmente asombroso a nivel de las partículas

subatómicas, de las que toda la materia está compuesta. Sus propiedades

e interacciones tienen un paralelismo innegable con las que describen

 la energía y los principios de la filosofía del Lejano Oriente.”

(Fritjof Capra)

____

  1. El tejido conectivo: un sistema de comunicación.

1.1 El efecto piezoeléctrico.

1.2 La transmisión eléctrica en el organismo.

1.3 La patología como trastorno en la transmisión.

  1. Técnicas que favorecen la conductividad: Medicina Manual y Acupuntura.

2.1 La terapéutica como medio de comunicación e intercambio de información.

2.2 La combinación de técnicas en el tratamiento de trastornos funcionales del aparato locomotor.

3. Presentación de 10 casos clínicos tratados con Medicina Manual y Acupuntura.

1. EL TEJIDO CONECTIVO: UN SISTEMA DE COMUNICACIÓN

El tejido conectivo es el protagonista de esta exposición, que pretende subrayar su versatilidad como tejido elástico, flexible y a la vez resistente, capaz de mutar y transformar su aspecto de acuerdo con la localización y la función que desempeña en cada lugar, pudiendo presentarse fluído – el sanguíneo –, laxo – mucoso, reticular, adiposo, mesenquimal – o denso y resistente – cartilaginoso y óseo –.

Interrelaciona el resto de los tejidos, estructuras y órganos, permitiendo con su flexibilidad la movilidad que éstos requieren, y proporciona asímismo sostén y fijación al ocupar los espacios entre ellos.

Consta de células inmersas en una matriz extracelular que consiste en una red de fibras colágenas y elásticas bañadas en una sustancia fundamental rica en macromoléculas – proteoglucanos y glucosaminoglucanos. La función de esta sustancia es facilitar el paso de oxígeno y nutrientes desde los capilares hasta células y de productos de desecho del metabolismo en sentido contrario. Puesto que todos los intercambios de sustancias se producen a su través, se le puede considerar como el propio medio interno del organismo.

Es el tejido en el que se inicia la reacción inflamatoria. Sus macrófagos y células plasmáticas crean una barrera de defensa y protección y sus mastocitos contienen mediadores químicos de las respuestas inflamatoria e inmunológica.

Representa un importante reservorio y un vehículo de transporte de moléculas de agua, minerales y otros principios inmediatos, disponibles para su inmediata utilización según las necesidades celulares de cada momento.

Pero no es sólo una estructura de cohesión y reservorio, sino también, como su nombre indica, una red conectiva o conductiva: una red de comunicación que conecta los tejidos entre sí y un vehículo de transmisión que conduce y genera energía, entendiendo por energía el flujo y la mutación de partículas y ondas que componen las señales o impulsos de actividad en todas las formas que se conocen: impulsos mecánicos, químicos, térmicos, acústicos, magnéticos, electromagnéticos e incluso eléctricos, fluyen a través de la sustancia fundamental para conectar cada una de las regiones del organismo con el resto.

Son señales que comunican entre sí a todas las células, a todas las regiones, desde las más visibles hasta las microscópicas – los organelos intracelulares –,

transmitiendo una información capaz de alterar la nutrición de los tejidos circundantes y, por tanto, su estructura, su forma y sus propiedades.

La aplicación de técnicas sobre el tejido conectivo – medicina manual, quiropráctica, osteopatía, acupuntura, la propia palpación –, y también las perturbaciones del medio externo, son capaces de provocar mutaciones energéticas que generan y transmiten impulsos o señales:

–    Mecánicas: las tensiones mecánicas dan lugar a variaciones compensatorias de la misma intensidad con el fin de mantener el equilibrio estructural. Asímismo, son capaces de provocar potenciales de acción que se transmiten directamente a través del tejido conectivo enviando información acerca de las tensiones recibidas y las compensaciones requeridas.

–    Térmicas: las variaciones locales de la temperatura contribuyen a alterar la densidad de la sustancia fundamental. Las terapias sobre el tejido conectivo promueven su transformación en un gel más fluído, y favorecen la relajación de la tensión y el espasmo muscular.

–    Químicas: las alteraciones mecánicas y térmicas provocan variaciones químicas en la composición molecular de la sustancia fundamental, favorecen la activación del metabolismo local y del arrastre venoso y linfático de las sustancias de desecho, y con ello una respuesta antiinflamatoria.

–    Iónicas: provocan alteraciones iónicas que dan lugar a cambios en la polaridad de las fuerzas magnéticas a nivel local, que a su vez generan alteraciones compensatorias distales con el fin de mantener la polaridad.

–    Electromagnéticas: se generan ondas electromagnéticos – biofotones – de diversa longitud de onda, debido a que los iones macromoleculares como las proteínas y el DNA, e incluso algunos iones inorgánicos, emiten radiación electromagnética cuando son acelerados. Esta radiación viaja a través del organismo en forma de ondas que sufren reflexión y refracción al encontrar obstáculos como los huesos, los nervios y la piel.

Los profesores de biofísica Fritz Albert Popp, Marco Bischof y Chang Lin Zhang sostienen la existencia de una comunicación intercelular a través de sistemas de conducción que involucran el procesamiento de señales electromagnéticas o biofotones.

–    Eléctricas: la propiedad del tejido conectivo de generar y transmitir energía eléctrica de baja intensidad puede producirse gracias a la disposición paralela de los haces fibrilares del sistema miofascial, que le confieren, además de resistencia, flexibilidad y elasticidad, la capacidad de conducir electrones, protones y otras partículas subatómicas e incluso cierto grado de cristalinidad; es decir, que sus filamentos, largos, finos y elásticos, junto con la red de microtúbulos filamentosos que estructuran el interior de todos los tipos celulares, se comportan como cristales flexibles, permitiendo a este tejido compartir propiedades con muchos cristales orgánicos, una de las cuales es el efecto piezoeléctrico.

 1.1 EL EFECTO PIEZOELÉCTRICO

 La piezoelectricidad (del griego “piezein”, estrujar o apretar) es un fenómeno que fue descubierto y puesto de manifiesto por Pierre Curie en 1.883 y que presentan determinados cristales que, al ser sometidos a compresión, cizallamiento o deformación por tensiones mecánicas, se produce en ellos una separación de cargas positivas y negativas de su centro de gravedad y una movilización de electrones y cargas eléctricas, por lo que adquieren una polarización eléctrica en su masa y una diferencia de potencial en sus superficies, generándose dipolos elementales en su masa.

Esta propiedad la comparten sistemas altamente organizados gracias a su estructura reticular: cristales naturales, como el cuarzo, y sintéticos, como cerámicas y polímeros – éstos sólo tras ser sometidos a una polarización –. Se observa, entre otros, en los termorreceptores de los peces y se emplea en transductores, micrófonos y ecógrafos.

Este fenómeno se presenta también a la inversa, esto es, los materiales se deforman bajo la acción de fuerzas internas cuando son sometidos a un campo eléctrico o voltaje exterior.

Según la ciencia moderna, hay 3 tipos de corriente o conducción: la metálica – que tiene lugar en alambres metálicos –, la iónica – en membranas celulares – y la semi-conducción, como es el efecto piezoeléctrico, sólo posible en sustancias con estructuras moleculares altamente organizadas.

El médico japonés Matsumoto y el profesor inglés Birch sostienen que hay varios tipos de tejido conectivo con propiedades piezoeléctricas.

El premio nobel Szent-Gyorgyi, médico y fisiólogo húngaro, fue el primero en sugerir que las estructuras celulares orgánicas están lo suficientemente organizadas para conducir electricidad mediante la semiconducción a través de cadenas de proteínas, mucopolisacáridos, ácidos nucleicos y otras macromoléculas, capaces de transformar estímulos mecánicos en energía eléctrica, de conducirla hasta los órganos internos y de inducir a su paso una respuesta reparadora. Se generan corrientes de baja intensidad, con movimiento de cargas microscópicas pero capaces de viajar largas distancias y de crear a su paso campos de fuerza.

Los estudios de J. Bossy concluyen que la transmisión de la actividad eléctrica no depende solamente del sistema nervioso, sino que la humedad y los electrolitos son vectores de transmisión eléctrica en el propio tejido conectivo.

En todas las células hay microtúbulos filamentosos interconectados por proteínas puente que, junto con otras estructuras filamentosas como la actina y los centriolos, forman el llamado citoesqueleto, que no es sólo una estructura de sostén, sino que ejerce como red de comunicación entre la membrana celular y los elementos nucleares genéticos.

Los microtúbulos representan reuniones orientadas de dipolos que conforman un gel dinámico cuyas actividades son esenciales para el procesamiento de la información en la organización celular de las funciones orgánicas: la mitosis, el movimiento citoplásmico, el crecimiento, la diferenciación, la modulación sináptica y la liberación de neurotransmisores.

El aparato cardiovascular, el movimiento muscular voluntario, los impactos del medio externo y la continua actividad celular son capaces de provocar la compresión suficiente para generar campos eléctricos que se expanden a través del tejido conectivo, creando señales que alertan a otras células de los movimientos, las tensiones, los efectos gravitacionales de las posturas y las diversas actividades orgánicas.

Es una transducción que puede asímismo desencadenarse por una manipulación manual, digital, una aguja o la ex`posición a un campo eléctrico. La corriente inducida por estimulación de lugares sensibles en la superficie del organismo fluye hacia los órganos internos a través de canales semiconductores de macromoléculas biológicas.

1.2 LA TRANSMISIÓN ELÉCTRICA EN EL ORGANISMO

 Todos los sistemas orgánicos están polarizados.

La célula puede concebirse, in vivo, como un plasma electrónico activado y su vitalidad podría estar determinada por la densidad de portadores de carga. Puede describirse como un elemento de circuito eléctrico oscilante dotado de capacidad y resistencia eléctrica, donde el núcleo representa el componente norte del dipolo y el citoplasma el componente sur y cuyo ADN se comporta como una antena helicoidal de recepción y emisión de señales biológicas.

El plasma humano está caracterizado por un potencial que define su tensión superficial, determinada por el nivel de cargas negativas que impiden la autoaglutinación celular, fundamental para el mantenimiento de la fluidez sanguínea y la calidad de la perfusión tisular. La presencia de cargas positivas eleva la tensión superficial y favorece la patología.

La remodelación de la superficie del hueso está dominada, al menos en parte, por la polarización piezoeléctrica, cuyo desencadenante es la deformación ósea.

El propio efecto gravitatorio crea micro-corrientes que favorecen el proceso de reconstrucción y remodelación ósea como respuesta al stress físico. Se producen a nivel de la unión del semiconductor establecido entre la molécula de colágeno y los cristales de hidroxiapatita y su ausencia explica la osteoporosis acelerada en  astronautas y en condiciones sedentarias durante periodos prolongados.

La epidermis es como una batería con un potencial de reposo de 20 a 90 milivoltios en la que la superficie es positiva con respecto al interior. Se comporta como un radar biológico capaz de brindar información del medio interno y transmitir los parámetros electromagnéticos del medio ambiente hasta los diferentes órganos.

Las investigaciones de Harold Burr, profesor de anatomía en la Universidad de Yale, constataron la existencia de una polaridad cráneo-caudal en los mamíferos, que se orienta con una carga negativa o polaridad norte cefálica y una carga positiva o polaridad sur en la región caudal.

En los diferentes segmentos se han podido registrar, igualmente, estas diferencias de potencial: existe, por ejemplo, una polaridad norte frontal y sur occipital, que se altera durante la anestesia, la electro-analgesia y el sueño fisiológico, en los que

todos los potenciales electrodérmicos en el cuero cabelludo caen, excepto en un punto particular de la coronilla donde se registran los potenciales de vértex.

Existe una relación, clínicamente constatada, entre la polaridad del sistema nervioso vegetativo y los campos magnéticos. El polo sur representa una vertiente simpaticotónica y el polo norte, orientado hacia la piel, tiene un efecto parasimpaticotónico, local o global, según el punto de aplicación.

Por su estructura y su función, el sistema circulatorio puede asimilarse a un sistema de bobinas biológicas, con capacidad de captar y generar campos electromagnéticos y con el corazón como oscilador eléctrico maestro.

El hipotálamo se comporta como una brújula global del sistema.

1.3 LA PATOLOGÍA COMO TRASTORNO EN LA TRANSMISIÓN

 Los desequilibrios y distorsiones producidos a nivel miofascial por la sobrecarga prolongada y reiterada, el mantenimiento de malas posturas, a menudo inducido por stress, los traumatismos y, por extensión, cualquier patología, son capaces de provocar un desplazamiento del centro de gravedad del organismo y una pérdida de la simetría funcional y estructural, con hipertonía de ciertos grupos musculares frente a la falta de tono de los opuestos y manifestaciones clínicas como dolor, tensión muscular, contracturas, tendinitis/osis, debilidad muscular, hiporreflexia, etc.

La asimetría produce alteraciones en la conductividad tisular y en las relaciones entre los sistemas orgánicos, pudiendo afectar no sólo al aparato locomotor, sino al resto de los sistemas.

Toda patología supone una alteración de las diferencias de potencial biológico que precede a la aparición de manifestaciones clínicas. Estas alteraciones provocan variaciones en los mecanismos de polarización de las membranas celulares y en la tensión superficial del plasma, determinada por su nivel de cargas negativas, que impiden la autoaglutinación celular.

La pérdida de electrones favorece la oxidación celular, que es el fundamento del envejecimiento celular, la patología orgánica y la pérdida de vitalidad. Los cancerígenos se caracterizan, entre otras propiedades, por su gran afinidad por los electrones.

2. TÉCNICAS QUE FAVORECEN LA CONDUCTIVIDAD: MEDICINA MANUAL Y ACUPUNTURA.

 La Medicina Manual, la Acupuntura, la digitopuntura, el masaje y todas aquellas técnicas que se aplican desde el exterior del organismo tienen en común su acción directa sobre el tejido conectivo, que no sólo permite, sino además regula de manera activa la transmisión de los impulsos a modo de onda expansiva cuya influencia se extiende mucho más allá del área donde se inició, y siguiendo no sólo rutas neurológicas, sino también trayectos en el propio tejido.

Promueven la conductividad en el mismo, generando la creación de microcorrientes de baja intensidad que permiten restablecer la comunicación entre el resto de sistemas transmisores del organismo – circulatorio, linfático y nervioso.

Favorecen la liberación de la constricción miofascial, lo que reduce la tensión superficial plasmática por debajo de los niveles de riesgo y mejora la comunicación entre el resto de sistemas conectores – la activación de la circulación sanguínea y el retorno venoso y linfático y la regulación de los impulsos del sistema nervioso autónomo.

Representan para el organismo un factor de stress mecánico que origina una reacción defensiva y reparadora. Esta comienza a nivel local, en el nivel metamérico en cuestión y los adyacentes, y provoca:

–       Incremento de la temperatura local por hiperemia y activación de la circulación sanguínea, la nutrición tisular y el retorno venoso y linfático.

–       Activación de fibras Aa, Ab y Ag, lo que inhibe la transmisión a través de fibras Ad  y fibras C, transmisoras del dolor.

–       Inhibición del espasmo y la contracción muscular debidos a un arco reflejo de activación constante de motoneuronas del asta anterior por estímulos del asta posterior.

–       Inhibición de la actividad simpática secundaria a la estimulación de neuronas

preganglionares adrenérgicas.

–       Incremento de la blastogénesis leucocitaria y de la actividad fagocitaria y fibrinolítica a nivel de la sustancia fundamental.

–       Transmisión de microcorrientes a través del tejido conectivo que mejoran la comunicación intertisular.

A nivel plasmático, dan lugar a un incremento de las cifras de cortisol como respuesta al stress – con incremento de la excreción urinaria de 17-cetosteroides –, junto con activación del metabolismo del colesterol y triglicéridos.

A nivel del SNC, aumento de la secreción de neurotransmisores – b-endorfinas, encefalinas, serotonina y GABA –, que incrementan el umbral del dolor y favorecen la regulaci´ón del sistema nervioso autónomo y del sistema inmune – la meta-encefalina activa la formación de linfocitos T.

Los efectos de la inserción de agujas a niveles local y metamérico pueden compararse con los de algunas técnicas manuales que se ejercen sobre puntos o áreas restringidas como las inhibitorias de puntos gatillo y puntos trigger y la técnica de Jones, el masaje transverso de Cyriax y el slap desfibrosante de Moneyron.

LA MEDICINA MANUAL

 La Medicina Manual ejerce su acción de manera directa sobre el tejido miofascial, músculos, tendones, ligamentos, huesos y articulaciones. Utiliza las manos como herramienta primordial para movilizar los tejidos con técnicas desfibrosantes, de estiramiento y energía muscular, de inhibición y potenciación y manipulaciones. Como dijo el doctor Berlinson, “las propias manos del médico curan”. Y es que el tacto es ya un acto terapéutico en sí mismo capaz de promover la relajación de músculos tensos y contraídos, la activación de los tejidos fláccidos y debilitados y la propia conductividad tisular.

Provoca los siguientes efectos, además de los anteriores:

–       Liberación de fibrosis y adherencias tisulares en músculos, tendones, ligamentos y fascias.

–       Relajación de tensiones, espasmos y contracturas.

–       Elongación de tejidos acortados.

–       Corrección articular y postural para promover la simetría funcional, así como la irrigación y el drenaje a nivel local.

–       Activación de mecanismos propioceptivos con el fin de realizar una corrección postural duradera.

 LA ACUPUNTURA

 La Acupuntura utiliza la aguja como instrumento de activación – e inhibición – de los puntos más eficientes y representativos, haciendo una selección a nivel local entre puntos dolorosos, hipersensibles, puntos gatillo y puntos locales de acupuntura, que a menudo coinciden con los hipersenibles y/o dolorosos. Seguidamente se eligen puntos distales, que actúan por vía refleja, según el trayecto de los canales y las leyes de la Medicina Tradicional China.

Hace varios siglos, los médicos chinos observaron que los efectos que producían el a tacto, la presión digital, el masaje y las técnicas manipulatorias no eran meramente locales, sino que determinadas regiones cutáneas se relacionaban con los órganos internos mediante vías reflejas.

Los puntos

Los puntos de acupuntura son lugares específicos a nivel de la red fascial situados alrededor de ramas de vasos sanguíneos y de plexos y troncos nerviosos.

Muchos de ellos se activan cuando los tejidos se contraen, se tensan, torsionan, estiran o rotan.

El médico japonés Yoshio Nakatani estudió en los años 50 la conductividad eléctrica a nivel cutáneo – usando una corriente de 12 voltios – y concluyó que algunos puntos muestran una resistencia a su paso hasta un 50% inferior al resto o, lo que es lo mismo, una mayor conductividad. Los llamó “puntos electro-permeables” o, en japonés, ryodoraku y observó que se correspondían con los puntos de acupuntura.

El francés Jacques Niboyet obtuvo resultados similares y constató que la conductividad es preferente y más rápida entre puntos del mismo canal. Algunos demuestran incluso tener capacitancia; es decir, que son capaces de almacenar carga eléctrica y liberarla lentamente. Sus características eléctricas y radioactivas son diferentes a las de la piel circundante e independientes de las fibras nerviosas subyacentes.

El profesor de Neurobiología de la Universidad de Toronto Bruce Pomeranz ha demostrado que la inserción de agujas provoca corrientes de lesión de hasta 10 micro-amperios y una reducción de la resistencia cutánea local durante varios días, junto con la creación de un área de carga negativa en la superficie.

Asímismo, el profesor francés Maurice Mussat constató que la acupuntura es una terapia de microcorrientes: la inserción de agujas provoca la liberación de microcorrientes eléctricas, sobre todo cuando las agujas son de tungsteno, por lo que su mecanismo de acción puede ser la descarga de diferencias de potencial alteradas.

Los canales.

Según la Medicina China, la transmisión de los estímulos en los organismos vivos sigue con preferencia los trayectos definidos como canales de acupuntura. Representan los trayectos primordiales que dominan la red del tejido comectivo y son rutas potenciales y preferentes de irradiación del dolor. Se corresponden, en parte y en líneas generales, con las rutas de los troncos nerviosos y los vasos sanguíneos principales y con trayectos unilaterales de las cadenas musculares.

El estadounidense Mark Seem sostiene que el sistema de canales es un mapa miofascial primitivo, por lo que activar la circulación en ellos equivale a una liberación miofascial, que favorece la circulación en los sistemas nervioso, arterial, venoso y linfático.

El estadounidense Robert Becker ha descrito un sistema de corriente directa a nivel glial perineural que permite el transporte de pequeñas corrientes en largas distancias sin perder carga y que es diferente del clásico sistema digital de corriente alterna de origen neuronal. Los nervios transmiten potenciales de acción de alta frecuencia, mientras las células de la glía transmiten corrientes cuya frecuencia y amplitud son inferiores – dos a seis centímetros por segundo –, que circulan a través de semiconductores biológicos. Regula, entre otros, la carga eléctrica basal tisular, el neurotrofismo sostenido, los procesos de reparación tisular y puede representar el sistema de canales de acupuntura, que se corresponderían con campos electromagnéticos.

Sostiene asímismo que una señal de lesión es requerida para activar el sistema reparador del organismo y que los puntos de acupuntura, de resistencia eléctrica inferior a la piel circundante, son capaces de provocar cortocircuitos a través de la epidermis, que representan señales de lesión.

 2.1 LA TERAPÉUTICA COMO MEDIO DE COMUNICACIÓN E INTERCAMBIO DE INFORMACIÓN

 Toda terapéutica constituye, en última instancia, un intercambio de información con el sistema biológico que evoca una respuesta en el mismo, provocando una variación en los parámetros de respuesta habitual al estímulo doloroso o nocivo.

La terapéutica puede asimilarse a un campo de información que interfiere con el organismo y sostiene un diálogo con él, por lo que su capacidad para entrar en resonancia con el mismo es determinante.

Con frecuencia estímulos mecánicos, químicos, eléctricos y verbales son capaces de provocar efectos comparables y esto sólo puede deberse a que tienen un denominador común que es la información. Con una aspirina, una manipulación, un masaje, una aguja, un láser o un consejo, pueden obtenerse, en ocasiones, efectos comparables. El único común denominador posible en tales eventos es la información y la eficacia terapéutica está determinada por la capacidad para entrar en resonancia con el sistema biológico.

 2.2 LA COMBINACIÓN DE TÉCNICAS EN EL TRATAMIENTO DE TRASTORNOS FUNCIONALES DEL APARATO LOCOMOTOR

 La combinación de técnicas que actúan sobre el tejido conectivo resullta muy eficiente en el tratamiento de trastornos del aparato locomotor. Una pauta eficaz consiste en la ejecución de las maniobras manuales en primer lugar, porque de ellas se obtiene mucha información acerca de dónde se encuentran los puntos más sensibles, los puntos gatillo – si los hay –, las zonas de hipertonía y debilidad muscular, alteraciones en la piel, etc Es decir, que tienen fines diagnósticos además de terapéuticos y nos permiten seleccionar los puntos más eficaces para el tratamiento con agujas. Estas se colocan y se mantienen durante un tiempo que puede variar entre pocos segundos y 20 o 30 minutos, dependiendo del tipo e intensidad del dolor, de la capacidad de respuesta del sistema inmunológico y de la fortaleza física del paciente.

Para la selección de puntos efectivos, se utilizan los propios puntos sensibles, los puntos gatillo, bandas de constricción y tensión y puntos de acupuntura, elegidos según criterios derivados de la distribución de los canales y las leyes de la Medicina China: puntos distales en el mismo canal, puntos simétricos en el lado opuesto (superior-inferior/derecho-izquierdo/anterior-posterior), puntos en canales complementarios, etc.

 3. PRESENTACIÓN DE 10 CASOS CLÍNICOS TRATADOS CON MEDICINA MANUAL Y ACUPUNTURA

 1- Lourdes, 52 años, acude a la consulta con dolor intenso en hombros y brazos, especialmente en el lado derecho, desde hace 10 meses, con acusada limitación de la movilidad.

La exploración evidencia atrofia muscular con infiltrado edematoso en cintura escapular, hombros y brazos (mortero y pistón), signos de artrosis cervical, con hipersensibilidad destacada en C4, C5, C6, D11 y L5.

AP de carcinoma de ovario con metástasis abdominales y adenopatía supraclavicular diagnosticado en 2.004 tratado con cirugía, quimioterapia, radioterapia y mastectomía profiláctica, dolor en cuello, brazos, lumbares y rodillas.

– Diagnóstico: sobrecarga muscular y articular por artrosis y atrofia muscular con infiltrado tóxico debido a la quimioterapia.

– Tratamiento:

1º Medicina Manual: técnica desfibrosante en inserciones de biceps, supraespinoso, trapezio, escalenos, romboides y redondos, técnica del volante escapular, tracción cervical y glenohumeral bilateral, técnica de energía muscular en D11 y L5.

2º Acupuntura: puntos locales sensibles a nivel de cuello, hombros, brazos, D11, lumbares y rodillas.

– Evolución: mejoría sostenida del dolor y la movilidad desde la 1ª sesión. Acude a la consulta con intervalos de 3 a 6 semanas.

2- María, 37 años, consulta por una cefalea intensa y constante desde hace dos meses que afecta a la región parietal central desde el entrecejo hasta el cóndilo occipital con irradiación a la región dorsal superior y los hombros y contractura cervico-dorsal. Se acompaña de náuseas, malestar general, hipersensibilidad acústica y discreta fotofobia. Se desencadenó en una época de stress intenso y falta de sueño.

Parestesias en EESS, palpitaciones ocasionales y tensión arterial baja.

AP de migrañas sin relación menstrual, vértigo no rotatorio, enfermedad fibroquística de la mama, depresión postparto (tiene dos hijos).

AF de migrañas.

A la exploración muestra tensión muscular bilateral cervical y dorsal en paravertebrales, trapezio, angular de la escápula, romboides mayor y menor, recto y oblicuos occipitales.

– Diagnóstico: contractura occipitocervical que compromete el riego de la arteria vertebral.

– Tratamiento:

1º Medicina Manual: maniobras de liberación miofascial y estiramiento muscular a niveles occipital, cervical, glenohumeral y escapular, tracción occipito-cervical, maniobra del volante escapular y técnicas de energía muscular.

2º Acupuntura: puntos locales a nivel de entrecejo, vértex, cóndilo occipital, puntos sensibles en región cervical, glenohumeral e interescapular y puntos distales según criterios de MTC (en abdomen y pies).

– Evolución: desaparición de la cefalea a las pocas horas de la sesión. Acude a la consulta por contracturas cervicodorsales con intervalos de 4 a 8 semanas.

3- Manuel, 67 años, acude por dolor agudo e intenso en el cuello y el hombro derecho desde hace varios días.

Es un hombre menudo, delgado y fibroso que dice dormir bien, pero tiene cierta tensión emocional y familiar.

A la exploración presenta marcada contractura occipital, cervical e interescapular a nivel de  paravertebrales, recto y oblicuos, escalenos, angular de la escápula, trapezios, romboides y redondos, reflejos conservados.

AP de hernia hiatal, cefaleas occipitales y vértigos y dolor en gemelo derecho.

Padece una o dos crisis de vértigo al año.

– Diagnóstico: contractura muscular occipitocervical por sobrecarga postural, particularmente en angular del omóplato derecho.

– Tratamiento:

1º Medicina Manual: maniobras de estiramiento muscular y liberación miofascial, tracción occípitocervical, técnicas de energía muscular a nivel cervical y dorsal y técnica del volante escapular, masaje transverso de Cyriax sobre las inserciones del angular del omóplato, técnica de Jones sobre un punto hipersensible en angular.

2º Acupuntura: puntos locales hipersensibles a nivel occipital, cervical, interescapular, en hombros y gemelo derecho y puntos distales según criterios de MTC (en manos y piernas).

– Evolución: mejoría de la tortícolis desde la 1ª sesión, requiriendo una sesión más al cabo de 4 días para su recuperación completa de la tortícolis.

4- Belén, 36 años, acude por presentar una dermatitis por dishidrosis en las extremidades distales de los dedos de las manos desde hace 6 meses, con formación de ampollas y grietas con infección frecuente.

Respondió levemente al inicio del proceso a cremas de corticoides y antibióticos, pero ya no responde (dexatavegil, daivobet).

Las pruebas de alergia han resultado negativas.

AP de cirugía por hernias discales C3/C4 y C4/C5 hace 1 año. Dolores cervicales, lumbares, sacroliacos y de la articulación coxofemoral, bilaterales.

Hernia de hiato, con ardor y epigastralgia, digestión lenta y pesada y gases.

Temperamento nervioso y emocional y se encuentra en un momento de stress familiar y laboral.

A la exploración muestra contractura muscular bilateral en paravertebrales cervicales y lumbares, trapezio, angular de la escápula, escalenos, hipersensibilidad en rectos y oblicuos a nivel occipital y dolor a la palpación de C4 a C8.

– Diagnóstico probable: dishidrosis por alteración post-ganglionar simpática post-quirúrgica.

– Tratamiento:

1º M. Manual: maniobras de estiramiento muscular y liberación miofascial, movilización bilateral de la cintura escapular con técnica del volante, técnicas de energía muscular a nivel cervical, tracción de vértebras cervicales.

2º Acupuntura: puntos locales hipersensibles a nivel cervical, glenohumeral, escapular y en el brazo y puntos distales atendiendo a criterios de Medicina Tradicional China.

– Evolución: marcada mejoría de la dermatitis, con regeneración cutánea evidente desde la 2ª sesión, que se realizó a los 7 días de la 1ª. La mejoría ha sido sostenida y la dermatitis aparece ocasionalmente de forma marcadamente atenuada, afectando superficialmente a uno o dos dedos y controlándose enseguida con la ayuda de pomadas. Acude a la consulta periódicamente, con intervalos de una a cinco semanas.

5- Jorge, 56 años, acude con dolor ciático agudo que afecta a región glútea derecha con irradiación a región posterior del muslo hasta el hueco poplíteo o la región inmediatamente inferior a él. Comenzó hace varias semanas de manera progresiva y ahora le mantiene postrado.

Está en tratamiento de quimioterapia por un hepatocarcinoma con metástasis vertebrales a niveles D10 y L4, cuyos dolores han mejorado con radioterapia. Tuvo un trasplante hepático en 2.009.

Astenia y fatiga, diarrea crónica con heces sueltas y dolor abdominal, náuseas, hipo, ardor.

La exploración evidencia atrofia muscular avanzada, hiporreflexia y contracturas en piramidal y glúteos, acusada hipersensibilidad.

– Diagnóstico: debilidad muscular generalizada, irritación de las raíces del ciático por metástasis, contractura del piramidal y los glúteos.

– Tratamiento:

1º Medicina Manual: uso de técnicas con extrema prudencia y cuidado, estiramiento muscular de piramidal y glúteos, técnicas de liberación miofascial y desfibrosantes en glúteos y piramidal.

2º Acupuntura con puntos sobre las inserciones sensibles.

– Evolución: marcada mejoría del dolor tras la 1ª sesión. Volvió a por una 2ª sesión 3 semanas más tarde para consolidar la mejoría.

6- Alberto, 32 años, acude a consulta por contracturas dorsales, cervicales, occipitales y cefaleas que relaciona con el stress laboral y familiar.

AP de hernia hiatal discreta, epigastralgia, digestión lenta con meteorismo, discreta rinitis primaveral

La exploración muestra hiperlordosis lumbar y tensión muscular acusada a nivel cervical y dorsal, con dolor a la presión axial y lateral de las apófisis espinosas de D7 y D9.

– Diagnóstico: tensión muscular acusada y DIM de D7 y D9 debidos a la hiperlordosis lumbar constitucional y a sobrecarga postural relacionada con el stress.

– Tratamiento:

1º M. Manual: técnicas de liberación miofascial, estiramiento muscular a nivel  paravertebral cervical, dorsal y lumbar, movilización de la cintura escapular y técnicas de energía muscular en D7, D8 y D9.

2º Acupuntura: puntos locales cervicales, dorsales y lumbares elegidos según su hipersensibilidad y criterios de MTC y puntos distales según leyes de MTC.

– Evolución: alivio de las contracturas con marcada reducción de su intensidad y su frecuencia desde la 1ª sesión. Acudió a una sesión cada 4-8 semanas durante 7 sesiones.

7- Amelia, 47 años, acude por rizartrosis y dolores reumáticos en ambos pulgares, sobre todo el derecho, cervicalgias y dolor en los hombros.

AP de mastectomía y quimioterapia por carcinoma in situ, 5 hijos (3 partos naturales y 2 cesáreas), contracturas cervicales, traumatismo en hombro derecho con desgarro muscular de redondo menor, rotura traumática de ligamento cruzado, dolor de la articulación temporomandibular y bruxismo, por lo que utiliza férula nocturna. Sufre un stress familiar y laboral acusado y juega al golf.

La exploración evidencia marcada contractura en paravertebrales cervicales y dorsales, trapezios, romboides y redondos, dolor a la palpación de las apófisis espinosas de C5, C6, C7 y D1, debilidad muscular generalizada e hiporreflexia en EESS.

– Diagnóstico: artrosis y debilidad muscular acusados, junto con stress, favorecen las contracturas por sobrecarga y probables protrusiones discales cervico-dorsales.

– Tratamiento:

1º M. Manual con técnicas en cuello, hombros, brazos y pulgares: liberación miofascial, estiramiento muscular, técnicas de energía muscular y tracciones.

2º Acupuntura: puntos de hipersensibilidad local en cuello, hombros y manos y puntos distales relacionados.

– Evolución: marcada mejoría desde la 1ª sesión. Acude a la consulta periódicamente, con intervalos de 4 a 8 semanas.

8- Javier, 50 años, acude por dolor ciático irradiado a la región posterior del muslo, gemelo y dorso del pie derecho. Comenzó recientemente de forma progresiva y sin desencadenante.

AP de esplenectomía por esferocitosis hereditaria con anemia, rinitis alérgica e insomnio, toma medicación antidepresiva.

La exploración demuestra contracturas lumbar, glútea, isquiotibial y de gemelos y limitación en la dorsiflexión del pie y el dedo gordo, debilidad e hiporreflexia.

– Diagnóstico: probable prolapso discal a nivel lumbar por sobrecarga postural evidenciado por signo de Lasegue y dolor a la palpación lateral de la apófisis espinosa de L5.

– Tratamiento:

1º Medicina Manual: técnicas de liberación miofascial a niveles lumbar y sacro, estiramiento muscular en glúteos, psoas-iliaco, isquiotibiales y gemelos, técnica del volante en iliaco derecho.

2º Acupuntura: puntos locales a nivel lumbar, sacro, glúteo y pie elegidos por su hipersensibilidad y criterios de MTC..

– Evolución: alivio desde la 1ª sesión y marcada mejoría desde la 3ª.

9- Dolores, 67 años, se presenta con dolores en rodilla derecha tras reparación quirúrgica de fractura de meseta tibial y supracondílea del fémur y lumbalgias con dolor en banda que irradia bilateralmente hacia ambas palas iliacas por hernia discal L5/S1. Antiguo esguince mal curado en tobillo izquierdo.

AP de extirpación de nódulos tiroideos hace 7 años (terapia hormonal con eutirox 100), cirugía de hemorroides y fisura anal por estreñimiento pertinaz.

La exploración evidencia fibrosis en cicatrices, debilidad de la musculatura de la pierna derecha, artrosis con dolor en regiones interna y externa de la rodilla.

– Diagnóstico: gonartrosis, particularmente en la rodilla operada, acortamiento muscular por tensión y fibrosis postquirúrgica. Hay integridad de ligamentos y meniscos.

– Tratamiento:

1º M Manual: técnicas de estiramiento muscular y liberación miofascial de lumbares, sacroiliaca, coxofemoral, rodillas y tobillos, tracción y bombeo de ambas rodillas y de tobillo izquierdo.

2º Acupuntura: puntos hipersensibles en regiones lumbar, sacroiliaca, en musculatura y tendones alrededor de ambas rodillas y del tobillo izquierdo. Puntos distales elegidos según criterios de trayecto de canales y sus funciones.

– Evolución: marcada mejoría desde las primeras sesiones y acude a consulta periódicamente.

10- Yolanda, 46 años, se presenta con dolor ciático que irradia desde la región glútea hacia la cara lateral del muslo y a la cara posterior de rodilla y pierna, sin alcanzar el pie. No ha existido desencadenante traumático, sino una situación de stress familiar.

AP de lumbagos subagudos, HTA discreta, taquicardias, hipercolesterolemia, síntomas de colon irritable, cefaleas occipitales.

La exploración evidencia afectación de la articulación sacroiliaca, con puntos gatillo en piramidal y glúteos, hipersensibilidad a la presión lateral derecha de L5, reflejos conservados.

– Diagnóstico: tensión muscular por stress y sobrecarga de la articulación sacroiliaca y de L5/S1, con posible protrusión discal en la misma.

– Tratamiento:

1º M. Manual: liberación miofascial, estiramiento de piramidal, glúteos, tensor de la fascia lata, gemelos; técnicas de energía muscular para L5; técnica del volante.

2º Acupuntura: puntos locales a nivel lumbar, sacroiliaco y pierna y distales según MTC.

– Evolución: mejoría marcada tras la 1ª sesión y vino a una sesión más a los pocos días.

BIBLIOGRAFÍA

–       “The role of connective tissue as the physical medium for the conduction of heaaling energy in acupuncture and rolfing” de Dick Larson en American Journal of Acupuncture.

–       “Acupuncture, trigger points and musculoskeletal pain” de P.E. Baldry, editorial Churchill Livingstone.

–       “Biomedical acupuncture for pain management, an integrative approach” de Ma y Cho, editorial Elsevier-Churchill Livingstone “A new american acupuncture, acupuncture osteopathy, the myofascial release of the bodymind ´s holding patterns” de Mark Seem, editorial Blue Poppy Press.

–       “El tratamiento ortopédico de la Medicina Tradicional China” de Zhengguang, Shuchun, Liangyi y Zhaofu, de Ediciones en lenguas extranjeras de Beijing.

–       “Dolor de espalda” de Hernán Silván.

–       “The web that has no weaver” (La trama sin tejedor) de Ted Kaptchuck.

–       “Acupuncture energetics, a clinical approach to physicians” de Joseph M. Helms, ed. Thieme.

–       “La biología de la luz” de Fritz Albert Popp.

–       “Bioenergética y ciencia” de Jorge Iván Carvajal.

–       “Scientific basis of acupuncture” de Bruce Pomeranz.

–       “Basics of acupuncture” de G. Stux, ed. Spring-Verlag.

–       “Participación segmentaria y mecanismos superiores” en “Bases neurobiológicas de las reflexoterapias”

Deja un comentario

Archivado bajo Física, Neurología, Reumatología, Traumatología