Colon irritable: Acupuntura en el tratamiento del síndrome del intestino irritable (Rut Salvachúa Fernández)

RUT SALVACHÚA FERNÁNDEZ

. Introducción

. El síndrome del intestino irritable en la medicina occidental

  1. Definición
  2. Etiología
  3. Clínica
  4. Epidemiología
  5. Diagnóstico
  6. Tratamiento

. El síndrome del intestino irritable en la Medicina Tradicional China

  1. Fisiopatología
  2. Tratamiento
  3. Revisión de la Acupuntura en el tratamiento del síndrome de intestino irritable en la literatura científica.
  4. Conclusiones

. Bibliografía

 

. Introducción

El síndrome de colon o  intestino irritable (SII) es la alteración funcional gastrointestinal más frecuente en la consulta médica, alcanzando a representar hasta 1 de cada 4 consultas por patologías digestivas. Al encontrarse diferentes factores etiológicos implicados en esta patología y al presentar una clínica inespecífica, se ha encontrado una alta tasa de resistencia al tratamiento médico convencional, asociado a una disminución significativa en la calidad de vida de los pacientes. La alta prevalencia de este síndrome, la ausencia de enfermedad orgánica objetivable y la falta de un tratamiento específico justifican el uso de tratamientos alternativos.

. El síndrome del intestino irritable en la medicina occidental

 1. Definición:

 El síndrome de intestino irritable o colon irritable es un cuadro crónico y recidivante (con tendencia a las recaídas) consistente en  un conjunto de síntomas y signos digestivos caracterizado por la existencia de dolor abdominal y/o cambios en el ritmo intestinal (diarrea o estreñimiento), con alteración  en las deposiciones. Se puede acompañar o no de una sensación de distensión abdominal, sin que se demuestre una alteración en la morfología o en el metabolismo intestinal, ni causas infecciosas que lo justifiquen.

2. Etiología:

La causa del colon irritable no se conoce con exactitud. Es probable que se trate de una condición multifactorial. Lo más aceptado y demostrado es que existen alteraciones de la motilidad y/o de la sensibilidad digestiva, en las que influyen predisposiciones genéticas, intolerancias alimentarias, estados postgastroenteritis, alteraciones hormonales, etc.

No obstante, cada vez son más los indicios de fenómenos microinflamatorios en el SII. Así, se ha descrito un aumento de los linfocitos intraepiteliales y de los mastocitos (y mastocitos activados) en el colon de los pacientes con SII. Se especula que esta microinflamación podría ser el origen de la hipersensibilidad de las terminales nerviosas de la pared intestinal que contribuye a inducir o perpetuar los sítomas.

Se están investigando teorías basadas en la existencia de conexiones directas entre el cerebro y el tracto gastrointestinal, las cuales explicarían los brotes desencadenados por circunstancias emocionales o estrés.

3. Clínica

 

Los síntomas digestivos propios del colon irritable son el dolor y la distensión abdominal, junto con la alteración del ritmo intestinal.

El dolor abdominal suele ser difuso o localizado en hemiabdomen inferior, habitualmente no irradiado, de tipo cólico, opresivo o punzante, en general leve o de moderado intensidad, con una duración inferior a las dos horas, que se alivia tras la defecación y que suele respetar el sueño.

Estos síntomas casi siempre se exacerban con las comidas y con el estrés.

Las alteraciones del ritmo intestinal pueden manifestarse con predominio del estreñimiento o de la diarrea, o de forma alterna diarrea-estreñimiento.

Son frecuentes la saciedad precoz tras la ingesta, las naúseas, los vómitos y el ardor torácico (pirosis).

Otros síntomas son la sensación de evacuación incompleta y la presencia de moco en las deposiciones.

Por otra parte, es habitual que los pacientes con SII aquejen también síntomas propios de otros trastornos funcionales, tanto digestivos como extradigestivos. De hecho, aproximadamente la mitad de los casos de SII tienen dispepsia funcional, y es frecuente la asociación con fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, cistitis intersticial, cefalea tensional y otros.

Los diferentes subtipos presentan diferencias claras a nivel psicosomático. El SII con predominio de diarrea presenta menos síntomas psicológicos y concentraciones elevadas de péptido C. El subtipo de predominio de estreñimiento se relaciona más con síntomas depresivos y alteraciones en la calidad de vida.

El SII es un proceso crónico que cursa con periodos asintomáticos junto a recaídas frecuentes. En general, se asocia con un buen pronóstico, siendo la expectativa de vida similar a la de pacientes sin la enfermedad.

El problema redunda en la calidad de vida: los síntomas y las limitaciones impuestas por la enfermedad empeoran la calidad de vida en todas las esferas (limitaciones sociales, absentismo laboral, actividad física, percepción de su salud).

4. Epidemiología:

La prevalencia del SII en nuestro país varía entre el 3,3 y el 13,6%, según los criterios diagnósticos empleados.

El SII es el trastorno funcional digestivo más frecuente en la consulta méduca. En un estudio realizado por médicos de atención primaria se valoró el motivo por el que sus pacientes acudían a la consulta, y se pudo establecer que en el 10% de los casos era por causas gastroentéricas, de las que la más frecuente es el SII (el 30%).

El SII muestra una clara predilección por las mujeres (la proporción de afectados es 3 veces mayor en mujeres que en hombres). Suele aparecer antes de los 35 años (la mayor frecuencia es entre 20 y 40 años), disminuyendo su incidencia a partir de los 60 años.

5. Diagnóstico:

El diagnóstico de colon irritable es clínico; se basa en una minuciosa historia clínica junto a una completa exploración física, las cuales orientarán hacia la posibilidad de tratarse de un SII.

Para completar el diagnóstico de sospecha, se realizan diversas pruebas complementarias que descarten la existencia de patología orgánica que pueden tener síntomas similares: analítica de sangre, orina, heces, estudios radiológicos de abdomen y sigmoidoscopía/colonoscopia.

A lo largo del tiempo se han definido y utilizado diversos criterios con la intención de establecer un diagnóstico positivo del SII (criterios de Manning, Roma I, Roma II). Los criterios actualmente vigentes son los publicados en 2006 (Roma III):

-Presencia de dolor abdominal recurrente o malestar abdominal por lo   menos 3 días al mes durante los últimos 3 meses, y haber comenzado un mínimo de 6 meses antes del diagnóstico, asociado al menos a 2 de los siguientes síntomas:

-Mejoría parcial o total de los síntomas con la defecación.

-Alteración en la frecuencia de las deposiciones.

-Alteración de la consistencia de las deposiciones.

Además de estos síntomas muchas veces están presentes: estreñimiento, meteorismo, distensión abdominal, diarrea, estreñimiento/diarrea en forma intermitente, etc.

Se reconocen 4 subtipos basados en el patrón predominante en las heces: SII con predominio de estreñimiento (SII-E); SII con predominio de diarrea (SII-D); SII con patrón alternante y SII con patrón indefinido.

6. Tratamiento:

En el tratamiento de cualquier enfermedad, pero especialmente en los trastornos funcionales digestivos, es necesario establecer una relación médico-paciente efectiva. Un porcentaje importante de los pacientes con SII presentan episodios sintomáticos durante años, por lo que es necesaria una relación de apoyo a largo plazxo.

Es preciso proporcionar al paciente una información adecuada y comprensible sobre las características de su enfermedad, especialmente de su cronicidad y del pronóstico benigno de la misma.

Una vez que el paciente haya entendido su enfermedad y haya podido resolver todas sus dudas, se pueden iniciar diversos tratamientos dependiendo de la naturaleza e intensidad de los síntomas.

Las posibilidades actualmente disponibles incluyen medidas higiénico-dietéticas, farmacológicas, y terapias alternativas.

En el siguiente cuadro se describe de forma esquemática las recomendaciones y su nivel de evidencia para el tratamiento del SII según: Guía de práctica clínica sobre el síndrome del intestino irritable (Publicado en Gastroenterol Hepatol. 2006;29:467-521. – vol.29 núm 08).

1. MEDIDAS GENERALES

B. Una relación médico-paciente satisfactoria mejora la respuesta al tratamiento de los pacientes con SII.

C. Realizar ejercicio físico, seguir una dieta equilibrada y dedicar a la defecación el tiempo suficiente son medidas recomendables para los pacientes con SII.

C. En algunos pacientes, el sorbitol, la cafeína, las grasas, el alcohol, los huevos, el trigo, los frutos secos o la leche pueden exacerbar los síntomas del SII, aunque las dietas con exclusión de esos alimentos no han mostrado resultados concluyentes.

2. FIBRAS Y LAXANTES

C. La fibra soluble (ispágula, psilio) es apropiada para el tratamiento sintomático del estreñimiento por SII, aunque no para la mejoría general del síndrome.

C. La fibra insoluble (salvado de trigo, fibra de maíz) no es apropiada para el tratamiento sintomático del estreñimiento relacionado con el SII.

D. Los laxantes podrían estar indicados en los pacientes con estreñimiento relacionado con el SII.

3. ANTIDIARREICOS

B. La loperamida es efectiva en el tratamiento sintomático de la diarrea relacionada con el SII, aunque no para la mejoría general del síndrome.

. Las resinas de intercambio aniónico pueden mejorar la diarrea relacionada con el SII.

4. ESPASMOLÍTICOS

C. Los espasmolíticos mejoran el dolor abdominal del SII.

√. Se debería evitar los espasmolíticos anticolinérgicos en los pacientes que presentan estreñimiento.

5. ANTIDEPRESIVOS

B. Los antidepresivos tricíclicos en dosis reducidas mejoran el dolor abdominal del SII.

C. La fluoxetina no se ha mostrado eficaz en el tratamiento del SII.

C. La paroxetina podría mejorar la calidad de vida relacionada con la salud en los pacientes con SII.

6. PROCINÉTICOS

A. No se recomienda los procinéticos en el tratamiento del SII

7. TRATAMIENTO PSICOLÓGICO

B. La terapia cognitiva-conductual y los programas educativos multidisciplinarios podrían ser eficaces en el SII.

8. HIERBAS MEDICINALES

B. El aceite de menta puede mejorar los síntomas del SII en general, aunque no se recomienda por sus efectos adversos.

C. Las hierbas medicinales chinas podrían ser eficaces para el tratamiento del SII, pero la evidencia disponible es limitada.

C. No se recomienda las hierbas ayurvédicas en el tratamiento del SII.

9. OTROS TRATAMIENTOS ALTERNATIVOS

B. Los probióticos podrían mejorar los síntomas del SII en general.

C. No se recomienda la acupuntura, el yoga, la reflexología podal y Aloe vera en el tratamiento del SII.

A B C D Grado de recomendación. √ Recomendación por consenso del grupo de trabajo

Las recomendaciones relacionadas con la acupuntura están basadas en un único estudio a doble ciego y controlado que evaluó la efectividad de la acupuntura en el SII (Roma I). Se incluyó a 25 pacientes que se aleatorizaron  a tratamiento con acupuntura o con una técnica simulada. Al término del tratamiento no se observaron diferencias significativas en los síntomas del SII. (Digestion. 2001;64(2):100-3. Acupuncture treatment for irritable bowel syndrome. A double-blind controlled study. Fireman ZSegal AKopelman YSternberg ACarasso R Department of Gastroenterology, Hillel Yaffe Medical Center, Hadera, Israel.)

. El síndrome del intestino irritable en la Medicina Tradicional China

1. Fisiopatología

Los órganos principalmente implicados en el SII son el bazo, el hígado y los intestinos.

Según la MTC, el SII se suele considerar una disarmonía entre hígado y bazo.

La principal función del hígado es asegurar el flujo uniforme del Qi en todos los órganos; tiene un movimiento expansivo relacionado con las emociones y con la transformación de los alimentos. En el proceso digestivo ayuda al bazo y al estómago, asegurando la circulación del Qi en el Jiao medio y favoreciendo la secreción biliar por parte de la vesícula biliar; en el Jiao inferior asegura el movimiento de las heces en el intestino grueso, estimulando el proceso de eliminación. Este flujo puede alterarse por estrés o por problemas emocionales que afectan al hígado como la cólera, la frustración o el resentimiento, provocando en estancamiento de Qi o sangre.

El bazo es el responsable de la absorción, la digestión, el equilibrio y el metabolismo de los líquidos orgánicos. El Qi del bazo asciende para favorecer la transformación y el transporte de los alimentos, por lo que las disarmonías del bazo se relacionan generalmente con la presencia de heces blandas y diarrea, aunque también puede presentarse estreñimiento, por deficiencia del proceso de transformación de los alimentos o por disfunción en el tránsito intestinal.

El bazo puede verse debilitado por varios factores, incluyendo el exceso de alimentos poco saludables, exceso de trabajo, preocupaciones en exceso, fatiga o falta de ejercicio.

Cuando el bazo está debilitado y el hígado no garantiza este movimiento armónico, el hígado sobrecarga al bazo y pueden manifestarse los síntomas del Síndrome de Intestino irritable.

En términos de MTC se dice que el hígado invade el bazo (Gan Pi Bu He) o que el hígado y el bazo no están en armonía. En la teoría de los 5 elementos, éste corresponde  a la madera que contradomina a la tierra. En el marco de los 8 principios es un síndrome mixto de insuficiencia y exceso. Exceso del hígado (estancamiento del Qi de hígado) e insuficiencia del Qi de bazo.

Este síndrome puede tomar dos formas diferentes, según las circustancias. En un caso, puede haber ante todo un exceso y estancamiento de hígado, que invade el bazo, perturbando sus funciones de transformación y transporte. Es un síndrome de tipo exceso: el estreñimiento es más frecuente que la diarrea, con deposiciones pequeñas y secas, difíciles de expulsar; la distensión y los dolores abdominales son relativamente agudos e intensos.

En el otro caso, es el bazo el que está en insuficiencia y permite ser invadido por el hígado. Éste es un síndrome de tipo insuficiencia: las deposiciones blandas son más frecuentes que el estreñimiento, y los dolores abdominales son ligeros.

La lengua puede ser o bien roja por los lados o pálida. En el primer caso cuando el hígado invade activamente el bazo la lengua es roja por los lados; en el segundo caso cuando el bazo es el débil y se deja invadir por el hígado, la lengua es pálida.

El pulso será  débil en la parte derecha y en cuerda en el lado izquierdo.

 

Etiología

 

Fisiopatología

-Tensiones emocionales-Desequilibrios alimenticios-Stress excesivo Bloqueo del Qi àataque al bazo àalteración del peristaltismoà alteraciones funcionales del estómago y los intestinos.Bloqueo del Qi àcrea calor àacumulación de calor y humedad en bazo y estómago.
-Enfermedades crónicas Insuficiencia de yang de riñón àinsuficiencia de yang de bazo.

2. Tratamiento:

Los puntos de acupuntura que se utilizan en el tratamiento del SII deben individualizarse en cada paciente en función del diagnóstico que presente de acuerdo a los síndromes de dolor abdominal, diarrea y/o estreñimiento. Se exponen los puntos más importantes para el principio del tratamiento que será  armonizar el hígado y tonificar el bazo.

Puntos:

-Qimen H14: armoniza el hígado y asegura la libre circulación del Qi de hígado.

-Zhangmen H13: armoniza el hígado y el bazo.

-Yanglingquan VB34: asegura la libre circulación del Qi de hígado y alivia los dolores abdominales en combinación con Qihai Ren 6.

-Taichong H3: asegura la libre circulación del Qi de hígado y calma el dolor abdominal.

-Qihai Ren6: calma los dolores abdominales y hace circular el Qi en el abdomen (asociado a B34).

-Zhongwan Ren 12: tonifica el bazo.

-Zusanli E36: tonifica el bazo.

-Sanyinjiao B6: tonifica el bazo, regulariza el hígado, armoniza el hígado y el bazo y alivia los dolores abdominales.

Método: dispersar los puntos destinados a armonizar el hígado (H14, H13, VB34, H3), y tonificar los puntos destinados a tonificar el bazo.

3. Revisión de la Acupuntura en el tratamiento del síndrome de intestino irritable en la literatura científica.

A continuación se describen varios artículos científicos recientes donde se llegan a diferentes conclusiones sobre el uso de la Acupuntura como tratamiento en el síndrome del intestino irritable.

3.1. Fireman Z. · Segal A. · Kopelman Y. · Sternberg A. · Carasso R.  Acupuncture Treatment for Irritable Bowel Syndrome 
Digestion 2001;64:100–103 (DOI: 10.1159/000048847)

Es un estudio controlado y doble ciego que evaluó la efectividad de la acupuntura en el SII. Se incluyó a 25 pacientes aleatorizados a tratamiento con acupuntura (punctura de 4IG) o con una técnica simulada (falsa punctura de 60V). No se observaron diferencias significativas en los síntomas de SII.

3.2. Alastair Forbes, Sue Jackson, Clare Walter, Shafi Quraishi, Meron Jacyna, Max Pitcher.Acupuncture for irritable bowel syndrome: A blinded placebo-controlled trial. World J Gastroenterol 2005;11(26):4040-4044

Es un estudio, realizado en un hospital europeo,  prospectivo y doble ciego donde se compara la efectividad de la acupuntura en el SII. Se incluyó a 60 pacientes a los que se trató o con acupuntura tradicional o con acupuntura simulada.

Se concluyó que la acupuntura es relativamente ineficaz, y la magnitud de cualquier efecto parece ser insuficiente para justificar la inversión en servicios de acupuntura.

3.3. A. Schneider,  P. EnckK. StreitbergerS. JoosC. WeilandS. BagheriH.-C.Friederich,S. Zipfel. Specific physiological and unspecific psychological effects during acupuncture treatment in patients with irritable bowel syndrome: Results of a Randomised Controlled Trial. Published in Rev Int Acupuntura. 2008;2:146-54. – vol.2 núm 3

Es un ensayo con diseño aleatorizado y controlado, con el objetivo de valorar la eficacia de la acupuntura para tratar el SII. Se evaluaron tanto parámetros psíquicos como neuroendocrinos, así como el impacto de la percepción corporal subjetiva del paciente sobre su respuesta a la acupuntura.

43 pacientes recibieron o bien acupuntura verdadera o simulada, utilizando para ello la aguja de Streitberger (el mango de la aguja se desliza sobre la misma de forma que los pacientes tienen la ilusión óptica de un acortamiento de la aguja. El paciente no puede reconocer si la aguja se acorta porque penetra en el cuerpo o porque el mango de la aguja se desliza sobre la misma. Para reducir al máximo los efectos de acupresión en la localización correcta, la acupuntura falsa o simulada se aplicó a 2 cm de distancia de los puntos acupunturales verdaderos).

Los puntos de acupuntura se seleccionaron de acuerdo con los criterios de la medicina tradicional china (MTC). La MTC entiende el SCI como una enfermedad ocasionada por un estancamiento de Qi de hígado, que a su vez está inducido por emociones contenidas. Esto produce un ataque de hígado sobre bazo y estómago que ocasiona estreñimiento y diarrea, así como sensación de tirantez abdominal dolorosa. Basándose en este planteamiento, se establecieron los siguientes puntos: H 3 (hace descender el Yang de hígado), E 36 y B 6 (fortalecen el estómago y el bazo), Ren 12, E 21 y E 25 (eliminan el estancamiento del Qi, además de tratarse de puntos locales), C 7 y Du 20 (calman el Shen). Se renunció a los puntos de asentimiento de la espalda (puntos Shu) por motivos de viabilidad práctica.

El criterio de valoración primario fue la calidad de vida, valorada mediante el cuestionario Functional Digestive Diseases Quality of Life Questionnaire (FDDQL) o Cuestionario de Calidad de Vida para Enfermedades Funcionales Digestivas, y el cuestionario Short-Form health survey de 36 preguntas (SF-36). Dicho criterio se midió antes de la acupuntura (t1), después de 10 sesiones de acupuntura (t2) y después de 3 meses (t3). Los criterios de valoración secundarios fueron unos parámetros del sistema nervioso autónomo que se recabaron mediante la prueba de la mesa basculante en t1 y t2. Además, se determinó el perfil diurno de cortisol en saliva también en t1 y t2. La percepción corporal subjetiva se midió en t1 mediante el cuestionario Perception of Bodily Sensation (PBS).

Los resultados dieron lugar a las siguientes conclusiones: El enfoque psicosomático del estudio permitió revelar efectos acupunturales diferenciados. La mejora de la calidad de vida (observada en los dos grupos de pacientes) parece deberse a efectos inespecíficos, mientras que las reacciones fisiológicas (el cortisol descendió de forma más importante en el grupo que recibió acupuntura verdadera así como la respuesta de la frecuencia cardíaca durante la prueba ortostática de estrés, pero no así en el grupo de la simulada , lo que implica un aumento del tono parasimpático en el grupo de la acupuntura verdadera ) provocadas son específicamente acupunturales. En este sentido, en la mejora de la calidad de vida con acupuntura verdadera y acupuntura simulada parecen participar respectivamente diferentes mecanismos: la magnitud de reducción del dolor en el grupo que recibió acupuntura verdadera se asoció de forma significativa a un aumento del tono parasimpático. Los pacientes con una mayor percepción corporal subjetiva muestran, en general, independientemente del tipo de acupuntura recibida, una evolución menos favorable.

3.4. Ma XP, Tan LY, Yang Y, Wu HG, Jiang B, Liu HR, Yang L. Effect of electro-acupuncture on substance P, its receptor and corticotropin-releasing hormone in rats with irritable bowel syndrome.

World J Gastroenterol. 2009 Nov 7;15(41):5211-7.

Es un estudio realizado en 21 ratas divididas en 3 grupos: normales y modelos con SII que recibieron o no electroacupuntura. La electroacupuntura se realizó en el E25 y E37 bilateral con intensidad y frecuencia de 2/50 Hz durante 15 minutos al día durante 7 días.

Se observó que en  la mucosa de las ratas que recibieron EA el número de mastocitos era menor. El nivel de CRH (hormona liberadora de corticotropina hipotalámica)  fue remarcadamente más baja después del tratamiento con EA, así como la sustancia P y la expresión de receptores de sustancia P en el colon de estas ratas.

3.5. Shi ZMZhu YSWang QXLei MN. Comparative study on irritable bowel syndrome treated with acupuncture and western medicine.

Zhongguo Zhen jiu = Chinese Acupuncture & Moxibustion [2011, 31(7):607-609].

Este estudio compara las diferencias del efecto terapeútico en el SII de la acupuntura sobre E25 y V25 y la medicación occidental  Trimebutina maleato (antiespasmódico).

Incluyó 40 casos randomizados en 2 grupos: tratamiento con  acupuntura (punctura una vez al día sobre E25 y V25) y tratamiento occidental (2comprimidos de Trimebutina /3 veces al dia). En ambos casos durante un mes.

Se comparan los síntomas antes y después del tratamiento: frecuencia del dolor, la apariencia de las heces, la alteración de la defecación, y la distensión abdominal. En ambos grupos se redujo. Los resultados con acupuntura fueron más significativos que en el tratamiento occidental.

La conclusión es que la acupuntura puede aliviar de forma importante los síntomas clínicos del SII siendo su eficacia superior al tratamiento con Trimebutina.

3.6. Pei LXZhang XCSun JHGeng HWu XL. Meta analysis of acupuncture-moxibustion in treatment of irritable bowel syndrome.

Acupuncture and Rehabilitation Department, Jiangsu Province Hospital of TCM, Nanjing 210029, China.

Zhongguo Zhen jiu = Chinese Acupuncture & Moxibustion [2012, 32(10):957-960]

El objetivo de este metanálisis fue evaluar la eficacia clínica y la seguridad del tratamiento con acupuntura-moxibustión del SII. Se recogieron ensayos clínicos randomizados y controlados desde 1979 a 2011que comparaban  entre acupuntura, acupuntura simulada y tratamientos occidentales. La conclusión fue que la acupuntura-moxibustión en el SII es mejor que la medicación occidental convencional.

3.7. Stuardi TMacPherson H.  Acupuncture for irritable bowel syndrome: diagnosis and treatment of patients in a pragmatic trial.(PMID:23102521).

Department of Health Sciences, University of York, York, United Kingdom.

Journal of Alternative and Complementary Medicine (New York, N.Y.) [2012, 18(11):1021-1027].

El objetivo de este estudio fue evaluar los diferentes tratamientos de acupuntura en el tratamiento del SII.

Los 113 pacientes recibieron 10 sesiones de acupuntura durante 3 meses. Los acupuntores siguieron un protocolo flexible de tratamiento que permitía la individualizacion del mismo, usar terapias adicionales como moxibustión y asesoramiento sobre el estilo de vida (dieta).

Se identificaron 7 patrones primarios y 8 secundarios según la MTC entre los pacientes. El estancamiento de Qi de hígado y humedad-calor fueron los patrones más comunes. Se utilizaron hasta 126 puntos de acupuntura diferentes.

Los datos sugieren que el diagnóstico por MTC, las preferencias de los acupuntores y las características individuales de los pacientes por encima de su diagnóstico influyen en el tratamiento llevado a cabo.

3.8. Manheimer E, Cheng K, Wieland LS, Min LS, Shen X, Berman BM, Lao L. Acupuntura para el tratamiento del síndrome de colon irritable (Revision Cochrane traducida) Cochrane Database of Systematic Reviews 2012. Issue 5. Art. No.: CD005111. DOI: 10.1002/14651858.CD005111.

Los objetivos primarios de esta revisión  fueron evaluar la eficacia y la seguridad de la acupuntura para el tratamiento del SII. Se realizaron búsquedas en MEDLINE, el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials), EMBASE, Cumulative Index to Nursing and Allied Health, y en las bases de datos chinas Sino-Med,CNKI, y VIP durante noviembre de 2011.

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon la acupuntura con acupuntura simulada, otros tratamientos activos o ningún tratamiento (específico), y ECA que evaluaron la acupuntura como complemento de otro tratamiento en adultos con SII.

Se incluyeron 17 ECA (1.806 participantes). Cinco ECA compararon la acupuntura versus acupuntura simulada.  No se hallaron pruebas de una mejoría con la acupuntura en relación con la acupuntura simulada (placebo) para la gravedad de los síntomas o la calidad de vida relacionada con el SII.

En los ensayos realizados con la versión placebo de la técnica, los grupos tendían a ser pequeños, lo que habría reducido la posibilidad de detectar beneficios mínimos reales.

Además, los autores se preguntan: ¿cuándo es óptima la versión placebo de la acupuntura? En algunos estudios, eso incluiría la colocación de agujas en la piel en puntos del cuerpo que no son los que se utilizan en la acupuntura, mientras que en otros sería utilizar agujas que no penetran la piel.

En los ensayos chinos de efectividad comparativa, los pacientes obtuvieron mayores beneficios a partir de la acupuntura en comparación con dos fármacos antiespasmódicos (bromuro de pinaverio y maleato de trimebutina) que proporcionan un beneficio moderado para el SII.

Por lo tanto, hasta ahora, los resultados son contradictorios: la acupuntura sería más efectiva que los fármacos para el colon irritable en algunos ensayos clínicos, mientras que en otros no superaría a la versión placebo.

Se consideró que sería útil que los próximos estudios comparen la acupuntura con otros tratamientos y se realicen sobre una población más general de pacientes con SII que en los ensayos de China.

Estos ensayos pueden ayudar a clarificar si estos beneficios supuestamente mayores de la acupuntura en relación con los tratamientos farmacológicos se deben enteramente a las preferencias de los pacientes por la acupuntura o a las mayores expectativas de mejoría con la acupuntura en relación con el tratamiento farmacológico.

3.9. Acupuncture for irritable bowel syndrome: primary care based pragmatic randomised controlled trial. BMC Gastroenterol. 2012 Oct 24; 12(1):150. Doi:10. 1186/1471-230X-12-150 Epub ahead of print.

Es un estudio realizado en la Universidad de York dirigido por Dr. Hugh Mac Pherson sobre 233 pacientes que padecían SCI desde hace 13 años. Los síntomas principales que afectaban a estos pacientes eran diarrea, estreñimiento y dolor abdominal, afectando seriamente a su calidad de vida.

La mitad de los pacientes, además de continuar con sus cuidados habituales, recibieron una sesión semanal de acupuntura hasta completar un ciclo de 10 sesiones. La acupuntura fue aplicada a cada paciente conforme a los criterios de la MTC. Se utilizaron 14 agujas de media con una media de 7 puntos de localización. Se puncturaron hasta 126 puntos diferentes; siendo comunes en más del 50% de los pacientes: IG 4, H3, E36, B 6.

La otra mitad sólo continuaron con sus tratamientos habituales.

A los tres meses del inicio los resultados mostraron una clara mejoría de la severidad de los síntomas a favor del grupo que había recibido acupuntura. Esta mejoría se valoró como un 50% de reducción de la severidad de los síntomas y se constató que persistía más de 12 meses.

3.10. Poovadan Sudhakaran. Acupuncture for Irritable Bowel Syndrome.

Medical Acupuncture.

February 2013, 25(1): 78-87.doi:10.1089/acu.2012.0931.

En este ensayo se describen 3 casos de mujeres con SII a las que se trató con acupuntura utilizando diversos puntos según los síntomas y patrones de disarmonía pero de forma común  puntos de Chong Mai durante 8 semanas, manteniendo otros tratamientos.

Mientras que la evidencia disponible de los efectos beneficiosos de la acupuntura en el síndrome de colon irritable es ambigua, en la experiencia de este autor demuestra empíricamente que la acupuntura puede ser usada con éxito en la mayoría de casos, dado que fue efectiva para el alivio de síntomas y para prevención de recurrencias.

4. Conclusiones:

Dado que el tratamiento médico farmacológico común para el SII tiene beneficios limitados, la MTC ofrece una opción complementaria de tratamiento, en la que se aborda esta enfermedad según la predominancia de los síntomas (dolor abdominal, diarrea, estreñimiento…) pero abordando al organismo integralmente.

La evidencia actual existente con respecto al uso de la acupuntura en el manejo del SII no es concluyente, puesto que los estudios publicados-además de tener muestras insuficientes de pacientes son de baja calidad.

. Bibliografía

1. Valenzuela Bernal, Diana Marcela; Macías, Mauricio Angel; Avilés Lee, Santiago. Síndromes de dolor abdominal, estreñimiento y diarrea: un acercamiento hacia el síndrome de intestino irritable.

Publicado en Rev Int Acupuntura. 2013;07:26-31 – vol.07 núm 01

2. Maciocia G. Los Fundamentos de la Medicina China. Edición española. Cascais: Aneid Press; 2001.

3. Padilla J. Tratado de acupuntura. 1 ed. Madrid: Alhambra; 1985.

4. Medicina interna en acupuntura. Joaquim Planas Ramírez. 2011

ISBN: 978-84-615-0948-5.

5. Síndromes de hígado y vesícula biliar. Comisión de investigación 2004. José Castillo. J. Manuel Marqués.

6. Tort, SeraBalboa, AgustínMarzo, MercèCarrillo, RicardMínguez, MiguelValdepérez, Javier;Alonso-Coello, PabloJosé Mascort, JuanFerrándiz, JuanBonfill, XavierPiqué, Josep MMearin, Fermín

Guía de práctica clínica sobre el síndrome del intestino irritable

Publicado en Gastroenterol Hepatol. 2006;29:467-521. – vol.29 núm 08

7. MacPherson H, Bland M, Bloor K, Cox H, Geddes D, Kang’ombe

A, et al. Acupuncture for irritable bowel syndrome: a protocol

for a pragmatic randomised controlled trial. BMC Gastroenterol.

2010;10:63.

 8. Fireman Z. · Segal A. · Kopelman Y. · Sternberg A. · Carasso R.  Acupuncture Treatment for Irritable Bowel Syndrome

Digestion 2001;64:100–103 (DOI: 10.1159/000048847)

9. Alastair Forbes, Sue Jackson, Clare Walter, Shafi Quraishi, Meron Jacyna, Max Pitcher. Acupuncture for irritable bowel syndrome: A blinded placebo-controlled trial. World J Gastroenterol 2005;11(26):4040-4044

 10.A. Schneider,  P. EnckK. StreitbergerS. JoosC. WeilandS. BagheriH.-C.Friederich,S. Zipfel. Specific physiological and unspecific psychological effects during acupuncture treatment in patients with irritable bowel syndrome: Results of a Randomised Controlled Trial .Published in Rev Int Acupuntura. 2008;2:146-54. – vol.2 núm 3

11.  Ma XPTan LYYang YWu HGJiang BLiu HRYang L. Effect of electro-acupuncture on substance P, its receptor and corticotropin-releasing hormone in rats with irritable bowel syndrome.

World J Gastroenterol. 2009 Nov 7;15(41):5211-7.

12. Shi ZMZhu YSWang QXLei MN. Comparative study on irritable bowel syndrome treated with acupuncture and western medicine.

Zhongguo Zhen jiu = Chinese Acupuncture & Moxibustion [2011, 31(7):607-609].

 13.  Pei LXZhang XCSun JHGeng HWu XL. Meta analysis of acupuncture-moxibustion in treatment of irritable bowel syndrome.

Acupuncture and Rehabilitation Department, Jiangsu Province Hospital of TCM, Nanjing 210029, China.

Zhongguo Zhen jiu = Chinese Acupuncture & Moxibustion [2012, 32(10):957-960]

14. Stuardi TMacPherson H.  Acupuncture for irritable bowel syndrome: diagnosis and treatment of patients in a pragmatic trial.(PMID:23102521).

Department of Health Sciences, University of York, York, United Kingdom.

Journal of Alternative and Complementary Medicine (New York, N.Y.) [2012, 18(11):1021-1027].

15. Manheimer E, Cheng K, Wieland LS, Min LS, Shen X, Berman BM, Lao L Acupuntura para el tratamiento del síndrome de colon irritable (Revision Cochrane traducida). Cochrane Database of Systematic Reviews 2012. Issue 5. Art. No.: CD005111. DOI: 10.1002/14651858.CD005111.

16. Acupuncture for irritable bowel syndrome: primary care based pragmatic randomised controlled trial. BMC Gastroenterol. 2012 Oct 24; 12(1):150. Doi:10. 1186/1471-230X-12-150 Epub ahead of print.

17. Poovadan Sudhakaran. Acupuncture for Irritable Bowel Syndrome. Medical Acupuncture.

February 2013, 25(1): 78-87.doi:10.1089/acu.2012.0931.

 

 

 

 

 

3 comentarios

Archivado bajo Digestivo, Neurología

3 Respuestas a “Colon irritable: Acupuntura en el tratamiento del síndrome del intestino irritable (Rut Salvachúa Fernández)

  1. anónimo

    El hIgado incade al bazo o el bazo se deja invadir por el hígado es exactamente lo mismo…

  2. Rashaa de los Andes

    Reblogueó esto en حجة خالد.

  3. terapiadeparejadf

    Que artículo tan completo e interesante. Sin duda la combinación de ambas visiones ayudará al tratamiento de este malestar, tan frecuente y molesto. Y le sumariamos el uso de la psicoterapia y el mindfulness para complementar el tratamiento y hacerlo más efectivo y poderoso.
    Nosotr@s trabajamos normalmente con personas que viven ansiedad crónica y recomendamos la homeopatía y la acupuntura como complemenos al igual que la meditación.
    Si en algún momento pueden, visitennos en: http://www.terapiadepareja-df.com.mx/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s